1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Cersei, un personaje retorcidamente maravilloso

[SE VIENEN SPOILERS]

Cersei es el corazón de Juego de Tronos, y eso es indiscutible.

Solo hace falta mirar atrás y ver cómo acabó la temporada anterior: la villana por excelencia ocupando el trono de hierro con una sonrisa jocosa dibujando sus labios.

Pero, ¿qué tiene Cersei que produce un amor/odio entre los seguidores de Juego de Tronos?

Cersei siempre ha tenido maldad y sed de venganza -y oh, spoiler, la sigue teniendo-.

Una de las razones es clara: su ansia por el poder. Y es bastante obvio, hasta se podría decir que comprensible, porque pertenece a una de las casas más ricas de los siete reinos y siempre ha estado rodeada de poder. Pero hay otra razón de peso que Cersei siempre tiene presente, y es la seguridad y felicidad de sus hijos.

Esta es la parte más humana de Cersei porque, dentro de esa cáscara de maldad y crueldad, hay un corazón que late por los suyos. Tanto que sería capaz de matar, no sin antes haber urdido un plan perfecto de tortura. ¿Qué personaje, sobre todo qué mujer, no defendería por encima de todo a sus hijos? Ella no sería la única y, me arriesgo a decir, que cualquier otro personaje no hubiese tenido tanta crítica por eso. ¿De verdad es tan mala como parece? ¿Merece el Trono de Hierro?

Cersei se siente frustrada y excluida del juego, porque, no nos engañemos, ha crecido en un ambiente patriarcal donde su padre, Tywin Lannister, era la mano del rey y donde sus hermanos tenía mucha más libertad y más derechos que ella por el simple hecho de ser hombres – no sé de qué me suena -.

Además, Robert Baratheon, con el que la obligaron a casarse, no paraba de recordarle su sumisión ante él por ser mujer. Y, con el carácter de Cersei y sus ansias de venganza, esto no podía quedar así, y explotó. Robert murió y, su padre, tuvo la intención de volverla a casar. Ahí Cersei dijo basta. Ella no era un juguete que cambiaba de dueño cada vez que un hombre lo decidiera.

Desde un principio siempre ha tenido que demostrar su fuerza y su superioridad ante hombres  que siempre intentaban controlarla, en cambio Jaime (su hermano), que tiene las mismas o menos aptitudes que ella, consigue hacerse camino por ser simplemente un hombre.

Nos ha mostrado aires de franqueza y, a la vez, planes retorcidos que culminaron en apoteósicos finales. Dejando de lado la gran explosión del gran septo que deja el reino espolvoreado de color verde y, también, a Margaery fuera de juego, una de las venganzas que más ha saboreado es la de Elaria y Tyene.

Aquí entró en batalla su instinto más maternal a raíz de la muerte de su única hija, su tesoro, Myrcella Baratheon. Y nos dió una de las venganzas más poéticas e irónicas de toda la serie.Cersei sentenció el final de Tyene con el beso de la muerte, que casualmente es la misma técnica que utilizó Elaria para matar a Myrcella. Pero estamos hablando de Cersei, su plan era aún más retorcido: el veneno actuaba muy lentamente. Y, a pocos centímetros de distancia de su hija, atada de pies y manos sintiendo impotencia por no poder abrazarla y viendo como poco a poco se le va la vida, Cersei se despide con la frase que marcará su final: “Viviréis para ver pudrirse a vuestra hija”. Y se fue, no si antes asegurarse que la prisión estaba siempre bien iluminada para que Elaria no se perdiera ningún detalle de la retorcida muerte de su hija.

Nadie puede negar que Cersei  nos ha brindado grandes venganzas.

Nuestra protagonista ha tenido recaídas, e incluso alguna que otra falta de imaginación, pero siempre vuelve con más fuerzas. No nos podemos olvidar que es una mujer en un mundo de hombres que necesita demostrar constantemente su valía, y Cersei no se va a rendir tan fácilmente.

Cersei sigue siendo muy odiada por los fans de Juego de Tronos pero, a la vez, es la que entra siempre en escena para revolucionar el reino. Por buena o mala praxis, Cersei siempre está en la boca de todos.

Por su retorcido carácter tan maravillosamente formado, por sus míticas e imaginativas venganzas,…y por todo lo que es ella, solo añadiré que quizás, puede que un malvado acabe ganando la guerra, y ella es la villana en mayúsculas que tiene todas las papeletas para ganar.

La suerte, o más bien la batalla, está echada.

Por Ariadna España (@Ariespaso)

 

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
Día de la madre
Artículo siguiente
Sexismo cool: cuando...
0 Comentarios