1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Mujeres sin rostro

Cada dos por tres, el centro de la ciudad amanece cubierto de panfletos anunciando pisos y clubs donde los hombres pueden consumir mujeres a precio módico. Por lo mismo que cuestan un par de copas, un putero puede utilizar el cuerpo de una mujer durante media hora. Las octavillas tienen siempre el mismo formato, poses sugerentes de piernas, pechos y culos y una característica común: todas esas mujeres carecen de rostro. A veces, el flyer se corta por el cuello y ni siquiera tienen cabeza, otras les ponen un círculo en la cara o se la pixelan. Podría decirse que esto se hace para proteger la privacidad de esas mujeres, pero eso sería pensar que las fotos son reales y que el machismo no encontraría una manera de vender sus rostros si estos entraran en la ecuación del consumo sexual. La realidad, sin embargo, es que no entran. Este texto no habla de la esclavitud sexual, ni de sus tratantes, ni siquiera de por qué el sexo no es un servicio ni los cuerpos de las mujeres una industria, sino de cómo la objetificación de la mujer se refuerza con cada uno de esos anuncios, con cada uno de esos pisos, clubes, foros y puteros. La de todas las mujeres.

El porno es el principio, la teoría donde los adolescentes se educan en una sexualidad que humilla a las mujeres y donde los adultos dan rienda suelta a la misoginia. Mucho se ha hablado últimamente sobre los efectos sociales de esa pornografía que recrea violaciones, vejaciones e incestos. Por si alguien aún no lo sabe, el vídeo más buscado de 2016 fue la violación de la manada, esa que muchos definían como una agresión extrema -y por tanto no representativa-, pero con la que cientos de ciudadanos quisieron hacerse una paja. Este juego perverso pasa al siguiente nivel en la prostitución, el oficio más antiguo del mundo que nunca fue un oficio sino una muestra más de la subordinación de la mujer al hombre. La prostituta es el paradigma de mujer objeto, una tarifa plana de misoginia donde el deseo y el placer de la mujer son abiertamente irrelevantes, donde el hombre no necesita fingir interés en ese placer como ocurre a menudo en las relaciones no pagadas. La santa y la puta, los dos únicos lugares que el patriarcado nos concede. En los foros de puteros se ve claro. Hay cuestionarios para valorar la mercancía en los que se puntúan su belleza física, su sumisión o su disposición a hacerlo sin preservativo y post donde los puteros expresan sin tapujos todo tipo de fantasías violentas en un lenguaje deshumanizado.

La Audiencia Nacional ha declarado nula la inscripción del sindicato de prostitutas OTRAS por legalizar el proxenetismo, aunque la sentencia todavía no es firme. Más allá del 80% de trata que el lobby proxeneta quiere blanquear a base de consignas de empoderamiento y colorines, la legalización también validaría esa idea de las mujeres sin rostro. Cada mujer reducida a un juguete sexual confirma la idea de que el consentimiento femenino se separa del deseo, como algo que puede negociarse de distintas maneras, entre ellas el dinero. Con la propuesta de reforma del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal -con la que todo acto sexual sin un sí sería considerado una violación- saltaron todas las alarmas masculinas. ¿Tengo que firmar un contrato? fue la frase más dicha durante días por todos aquellos que consideraban inaudito asegurarse sobre si sus parejas deseaban llevar a cabo unas u otras prácticas sexuales. Mientras validemos la subordinación femenina, mientras las mujeres no tengamos rostro, y nuestras sonrisas y nuestras miradas cómplices no sean percibidas, mientras nuestros silencios y nuestros gestos de incomodidad o de dolor sean ignorados, será necesario que lo confirmemos de viva voz. Mientras no tengamos cara y, con ella deseo y voluntad, no seremos libres. Y, mientras haya prostitución, ninguna la tendremos.

Por Princess Caroline @ALaLicuadora 

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

ActualidadOpinión
Artículo previo
violación, pornografia, cultura de la violación
NO A LAS VIOLACIONES...
Artículo siguiente
25N: Soy feminista, ...
0 Comentarios