1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Comision 8M de Madrid, tu seguridad nos ha agredido

La Asamblea Abolicionista de Madrid emite este comunicado para denunciar las múltiples agresiones que decenas de mujeres del bloque abolicionista sufrieron durante la manifestación del día Internacional de las Mujeres, que la Comisión 8M de Madrid se ha apropiado estos últimos años. A continuación, se detallan los hechos y el ambiente violento que las mujeres de la Asamblea Abolicionista y, en general, las integrantes del bloque, vivimos la tarde de ayer.

Tras varios años tratando de que las reivindicaciones abolicionistas se incluyeran en la agenda del 8M sin éxito, la idea era llevar a cabo una acción pacífica para visibilizar nuestras exigencias contra la mercantilización de los cuerpos de las mujeres. Desde primera hora de la tarde, el cordón de seguridad de la manifestación custodiaba la zona cercana al escenario. La seguridad de la Comisión 8M Madrid está compuesta por mujeres y transactivistas muy jóvenes pertenecientes al movimiento antisistema, con las caras cubiertas. En cuanto empezamos a aproximarnos al escenario empiezan a cortarnos el paso. El bloque, entonces, se detiene, mantenemos en alto nuestras pancartas e intentan hacernos retroceder. No nos movemos y empiezan los primeros empujones y agarrones. La organización sube el volumen de la música y el cordón se integra dentro de nuestro grupo y empieza a gritar sus consignas pegándose a nosotras, apuntándonos a la cara y oídos con sus megáfonos. Algunas compañeras tratan de avanzar y el nivel de violencia se incrementa. A partir de ahí todo es un caos. Nos amenazan y nos quitan las pancartas. Rajan la de cabecera con una navaja. Luego, arrancan los palos de la de Stop violencias machistas, la tiran al suelo y la pisotean.

El movimiento abolicionista destaca por su intergeneracionalidad, está compuesto por mujeres de todas las edades, desde adolescentes a mujeres históricas de la lucha de más de setenta años. Varias de estas mujeres mayores son empujadas y amenazadas. Una de ellas porta un perro pequeño en brazos. La zarandean y el animal cae al suelo y se golpea. La activista trata de impedir que se lleven los palos de una de nuestras pancartas, la seguridad de la Comisión 8M los utiliza para amedrentarnos hasta que la policía interviene y se lleva a dos mujeres del cordón. El resto del cordón se posiciona delante de otra de nuestras pancartas y empiezan a empujarnos hacia atrás con mucha fuerza.

Un transactivista nos acusa de haberle empujado por contener la pancarta. Más amenazas a escasos centímetros de la cara de una compañera a la que empujan. Parte del bloque tenemos que salir al lateral porque no podemos contener más la situación y la inseguridad es evidente. Entre las que se quedan dentro con la pancarta grande, dos compañeras han denunciado ante la policía agresiones. A una de ellas tratan de arrebatarle el móvil cuando graba una agresión y, como no lo consiguen, le lanzan una lata de refresco a la cara. A otra, que trata de sujetar en alto una de las pancartas, le levantan la camiseta para que la suelte y, como no lo hace, recibe varios puñetazos en las costillas. Las denuncias, con los nombres borrados, se adjuntarán con la mayor brevedad posible en este mismo artículo.

La situación que vivimose n la manifestación de ayer no es sino la evidencia del bloqueo de las reivindicaciones del feminismo. Intereses ajenos a la lucha de las mujeres llevan años intentando conseguirlo. Quieren silenciar la voz del abolicionismo y quieren imponernos su censura cuando cuestionamos sus leyes de autoidentidad. El feminismo es abolicionista, y tanto en Madrid como entre territorios daremos respuesta pacífica pero firme, unidas contra quienes se apropian de la voz del feminismo y han traído la violencia a nuestros espacios.

Que viva la lucha de las mujeres.

 

Asamblea Abolicionista de Madrid

 

Comisión 8M de Madrid, tu seguridad nos ha agredido

Uncategorized
Artículo previo
abolición, prostitución, feminismo, mujeres en lucha, feministas, trans, pancartas, agresion
EL OTRO 8M
Artículo siguiente
¿Quién teme al mov...
0 Comentarios