1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

A Lily la mató que la dejaran sin ser

mujeres en lucha, feminismo, lily, barcelona, protituta

(*) Imagen de la concentración convocada por CATAB (Catalunya Abolicionista)

 

Los signos y síntomas más frecuentes de la leucemia son fiebre o escalofríos, fatiga persistente, debilidad, infecciones frecuentes o graves, pérdida de peso, tendencia al sangrado y a la formación de moratones, sangrados nasales recurrentes, pequeñas manchas rojas en la piel, sudoración excesiva sobre todo por la noche, dolor o sensibilidad en los huesos,…

Todas las personas nos preocuparíamos ante estos síntomas e iríamos rápidamente a consultar con un médico. No fue tu caso, Lily.

Imagino que estabas harta de verte moratones por cualquier parte de tu cuerpo. Por un lado, aquellos que muchas veces te dejarían esos miserables que algunos llaman clientes. Por otro, aquellos que te dejaban marcada durante días y semanas, por las palizas continuas que te daba tu chulo.

¿Cómo podías encontrarte bien? Como no ibas a sentirte cansada, agotada, débil, si nos cuentan que te dejaban dormir un par de horas al día… Que apenas te daban de comer y beber.

A Lily, dicen, la mató la Leucemia. Lo dicen y lo repiten para poder, supongo, seguir durmiendo todas las noches.

Nosotras sabemos que no. A Lily la mató el sistema prostituyente.

La mató que no la dejaran ir al médico. La mató que la tuvieran prostituida 16 horas al día.

La mató ser violada por diferente escoria, cada mañana, cada tarde, cada noche…

La mataron las amenazas constantes que recibía, recordándole que ni ella era libre ni sus hijos tampoco.

A Lily la mató que la dejaran sin ser, ni sentir.

El Ayuntamiento de Barcelona ha expresado su «dolor» y asegura que utilizó «todos los mecanismos municipales para mejorar su situación».

No quisiera yo poner en duda tal afirmación, pero me sorprende mucho.

¿Cómo se puede compatibilizar el querer acabar con la trata pero seguir haciendo de Barcelona el prostíbulo de Europa?

¿Cómo acabamos con la explotación sexual? ¿Concediendo licencias y  permitiendo que se abra el mayor club de Striptease en mitad de nuestra Rambla? ¿Así?

¿Cómo vamos a mejorar la situación de las mujeres prostituidas si no destinamos recursos económicos para ello, pero a la vez subvencionamos cursos para hacer buenas mamadas?

¿Cómo vamos a ayudarlas si hasta una de nuestras regidoras, ayer, escribió un tweet diciendo que Lily ejercía la prostitución en Robadors?

Lily no ejercía la prostitución. Lily estaba OBLIGADA. Lily era VIOLADA cada día. Lily recibía palizas sistemáticamente. Estaba MALTRATADA.

¿Cómo vamos a ayudar a nadie con ese lenguaje tibio e impreciso? Permitidme el enfado, pero ese lenguaje se acerca muchísimo más al discurso proxeneta que a la realidad que ellas viven.

¿Cómo las vais a ayudar?

En realidad, mi pena es que sé que seguiréis mirando hacia otro lado. Que ayer, hoy y siempre seguiréis durmiendo bien. Perfectamente bien. Sin pensar apenas en Lily, sin pensar que probablemente llevase mucho tiempo muerta. Muerta en vida. Como todas, como todas las Lilys de Robadors y de todo el mundo.

Dormid bien.

Las abolicionistas estaremos despiertas.

Más despiertas que nunca.

Por Lily. Por todas.

 

Por Sonia (@feministaHarta )

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
La punta del iceberg
mujeres en lucha, feminismo, juez, inglaterra, matrimonio, violacion, derecho fundamental
Artículo siguiente
La banalización de ...
0 Comentarios