1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Dibujos y Machismos: Shin Chan a la palestra

El euro barómetro publicado el lunes 20 de noviembre de 2017 nos deja datos bastante alarmantes y preocupantes, como que el 44% de los europeos consideran que es la mujer quien debe de cuidar del hogar y la familia, mientras que el 43% cree que el rol del hombre es ganar dinero; o como que casi siete de cada diez europeos piensan que las mujeres son más propensas que los hombres a tomar decisiones basadas en sus emociones (69%), por nombrar algunos ejemplos.[i]

El análisis de estos resultados refleja que los significados adheridos a los estereotipos de masculinidad y feminidad aún continúan vigentes y activos en el imaginario colectivo de la sociedad. La pregunta que debemos hacernos es: ¿cómo podemos modificar esos significados para transformar dichos estereotipos? A través de una educación que tenga como consecuencia la deconstrucción de los mismos.

Dicha educación es importante a todas las edades pero cobra una importancia aun mayor cuando hablamos de lxs más pequeñxs.

Es evidente que la manera en que lxs niñxs se socializan y aprenden las normas sociales ha cambiado en los últimos años. La irrupción de las nuevas tecnologías ha modificado la manera y el tiempo en la que estos interactúan con el mundo, pero hay algo que se mantiene intacto: los dibujos animados.

Para lxs niñxs, los dibujos animados son una gran fuente de entretenimiento y diversión, pero nunca debemos dejar de lado que también son un factor de socialización a través del cual aprenden las reglas que rigen la sociedad. Es por ello que, si analizamos las principales series de dibujos animados, encontramos un motivo más para entender la cifra del euro barómetro y una muestra más del trabajo que aún queda por hacer en materia de género.

Según un estudio de “El colegio de pedagogos de Cataluña,”[ii] Shin-Chan[iii] es una serie que transmite machismo. Basta con ponerse un capítulo para ver que es un claro ejemplo de cómo los dibujos retransmiten los roles de género y las ideas del sistema heteropatriarcal.

En esta serie podemos observar como Misae, la madre de Shin-Chan, se encarga de realizar las tareas del hogar, mientras que Hiroshi, el marido y padre, es quien trabaja; cuando este llega a casa Misae siempre tiene la cena preparada y la sirve en la mesa. Sobre ella también recae el cuidado y la educación de los hijos, tanto es así que en algunas escenas en las que están tanto la madre como el padre y, cuando Shin-Chan hace lo que no debe, es ella quien le corrige mientras el padre calla.

Por otro lado, el padre intenta ligar constantemente con chicas más jóvenes que él y que su mujer, y se suele emocionar cuando ve a otra mujer “guapa”; cuando Misae le ve, suele enfadarse y termina pegándole un “capón”. Pongo guapa entre comillas porque este concepto lo desarrollan a través de los estereotipos de belleza femeninos de juventud y delgadez (ya que están puestos a reproducir pensamientos heteropatriarcales, lo hacen a lo grande). Las mujeres flacas y jóvenes son siempre resaltadas como guapas mientras que el resto, las que se mueven en el terreno de la otredad, no son resaltadas como tal, incluso se criminaliza el estar en esta otredad, como por ejemplo cuando Hiroshi le dice a Misae “Misae, pero cuando te has puesto así de gorda”.

También llama la atención los gustos de  Himawari, la hermana pequeña. Sin llegar al año de edad sus preferencias están muy definidas, le encantan los chicos guapos  y las joyas brillantes, perdiendo la noción cada vez que aparece uno de estos dos elementos en escena.

Mención aparte es el comportamiento del propio Shin-Chan, con 5 años le gustan las chicas (jóvenes y delgadas, no os olvidéis) y de igual manera criminaliza a las que no cumplen estos cánones. Es muy curioso que en una escena con su vecina en la que ambos quieren ver la TV, ella diga “ahora vamos a ver el culebrón” a lo que Shin-Chan replica “quiero ver a las chicas de la gimnasia;” (algo no muy normal en una persona de 5 años) hay que destacar que éste reproduce el comportamiento de su padre, emocionándose cuando ve a una chica joven y delgada. Otro hecho bastante representativo es que lxs amigxs de Shin-Chan son 4 chicos y 1 chica, la cual siempre quiere jugar a papás y mamás y va vestida de rosa.

Este es un ejemplo de los mecanismos a través de los cuales se refuerzan (y normalizan) las ideas de lo masculino y lo femenino, y los comportamientos asociados a cada uno de ellos. Cuando lxs mas pequeñxs ven sus series favoritas y quieren pasar un rato entretenido y divertido, pero debemos cuidar lo que ven nuestrxs hijxs/hermanxs/sobrinxs/ etc y, si no podemos suprimirlo de su ocio, al menos tenemos la obligación de educarles.  Es necesario procurar que no normativicen la masculinidad y la feminidad,  evitar que las construyan y que así, el día de mañana, no tengan que deconstruirlas.

Si entre todxs aportamos nuestro granito de arena en este y otros ámbitos, conseguiremos que los datos del euro barómetro publicados en noviembre del 2017 sean una anécdota.

David Santos (@davsants)

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

 

 

[i] http://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/priorities/20160824TST40022

[ii] http://www.20minutos.es/noticia/2914566/0/shin-chan-transmite-machismo-pocoyo-induce-soledad-segun-estudio/

[iii] https://www.youtube.com/watch?v=HLG1yGmcGyY

Artículo previo
No es cuestión de n...
Artículo siguiente
Patriarcado para pri...
0 Comentarios