1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Cuando más por más es menos

En contra de lo que afirma la narrativa mediática, el hecho es que actualmente la lucha feminista no triunfa, resiste. En todo caso, lo que triunfa es una instrumentalización de la lucha basada en la sustitución del discurso históricamente abolicionista por un discurso liberal.

En Feminismo para principiantes, Nuria Varela destaca que el éxito del feminismo español del siglo XXI radica en la expansión de lo que ella denomina feminismo difuso. Una corriente que ‘representan las mujeres que, sin reconocerse feministas, realizan una práctica diaria –en su trabajo, en sus casas, en su participación pública y en sus relaciones de amistad o de pareja- de afirmación de autonomía, de espacios de libertad’. La política de partidos hizo que esta corriente encontrase representación en el PSOE y, posteriormente, en Unidas Podemos, además de Izquierda Unida, confluencias, sindicatos y organizaciones de mujeres.

Este feminismo difuso es poderoso y masivo porque carece de pensamiento radical. Su estrategia política consiste en tejer redes simbólicas y creativas que, si bien pueden aliviar, no amenazan el sistema neoliberal. Y es que no toda reivindicación o acción está justificada como feminista por el hecho de que la protagonicen mujeres.

En los últimos años, la deriva ha sido tal que se ha pronunciado el discurso sobre la autonomía y la libertad personal. Temas ya ampliamente debatidos como la prostitución, la pornografía, el esencialismo de género, los vientres de alquiler y el fundamentalismo religioso parecen tener cabida en el paraguas feminista. Nada más lejos de la realidad y para muestra un botón, o dos, o tres, o una fábrica de botones:

Ante esto, cabe preguntarse, ¿estamos ante un feminismo homeopático? Es decir, que sacrifique objetivos concretos por un apoyo popular difuso. Estamos, por tanto, ante un populismo teñido de morado que alberga tales contradicciones que dan pie a un movimiento reaccionario que se siente legitimado para dominar espacios públicos y políticos. Lo problemático es que cuenta con un amplio apoyo institucional, que se traduce en respaldo y recursos.

También es destacable el papel del zoon mediatikón en todo esto. Son aquellos periodistas y graduados/as en ciencias políticas encargados de darle empaque al discurso del neoliberalismo sexual a golpe de recursos estilísticos y trampas discursivas; y los influencers cuya falta de actitud crítica es tan evidente como que sus motivaciones son individuales y con ánimo de lucro. ¿Será que creen que “lo político es (beneficio) personal”? En realidad, esto manifiesta la relación consumista que se ha establecido. Por un lado, la política busca sacar rédito electoral y, por otro lado, el conglomerado mediático obtener clickbaits que les reporte beneficios económicos y de influencia.

Feminismo marca registrada

Pinchemos de una vez esa burbuja de mediocres y oportunistas que hacen cursus honorum en el terreno de lo mediático y feminista. Esos personajes están cómodos en su papel de artífices de trampantojos. Su hábitat natural es la equidistancia, el sectarismo y la fragmentación, que no la diversidad. Y esto lo combatimos continuamente –y permitidme que me incluya- las feministas radicales y precarias que desarticulamos estos discursos a coste cero ¿Por qué? porque consideramos que la militancia feminista requiere de una teoría y divulgación crítica al alcance de todas.

 

Por Natalia Garcia (@delernaa )

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
feminismo, mujeres en lucha, mujeres, igualdad salarial, derechos, islandia, dia libre de las mujeres, viernes largo, hombres, huelga feminista
DÍA LIBRE DE LAS MU...
mujeres, feminismo, mujeres en lucha, mujeres, actrices, protagonistas, premios, papeles, peliculas, halloween, terror, cine
Artículo siguiente
Películas de terror...
0 Comentarios