1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

MI VOZ HECHA PALABRA

Escribir es el arte de convertir pensamientos, historias, emociones y sentimientos en palabras para ser leídas. Crear universos y aventuras. Fantasmas y resucitados. Amores y desamores. Terror, alegría, dolor, muerte y esperanza. Escribir es crear de la nada. 

Las mujeres siempre han tenido algo que contar. Sus mentes también han imaginado novelas, ensayos, filosofía, poesía, cuentos y relatos. Sin embargo, lo mismo que sus voces han sido silenciadas para no ser escuchadas, sus palabras escritas se han ocultado, se han obviado. La historia de la literatura, desde sus inicios, está plagada de nombres de mujer a las que se ha ninguneado. Se las ha escondido para que no existieran y que los miles de estilos y tipos de narración, estuvieran (como todo en la vida en general) copado por los hombres.

Las escritoras han perseverado. Algunas veces bajo seudónimos masculinos, teniendo que esconder sus nombres e inteligencias tras una identidad falsa, inventada porque nadie quería ver un nombre de mujer en un libro. Editores y editoriales directamente tiraban manuscritos a la hoguera del olvido, si la que firmaba los textos era una mujer.

Pero, así como nuestra voz se oye porque no dejamos que nos silencien, nuestras palabras están ahí para expresar nuestras ideas y narraciones. No dejaremos de seguir describiendo universos de todo tipo. Ser escritora es tener la necesidad de expresarte de otra forma distinta, pero hacerlo sin ninguna duda. 

El día 19 de octubre, se celebra en España el Día de las Escritoras. De esas mujeres que no callaron nunca y no dejaron que la indiferencia masculina las pusiera a un lado. Mujeres que llenaron y llenan páginas enteras porque tienen mucho que decir. Porque sus voces, hoy, son palabras en el teclado de un ordenador, pero antes lo fueron en una máquina de escribir, un bolígrafo o una pluma de ave mojada en un tintero. Mujeres a las que una hoja en blanco, les abre infinitas posibilidades de creación.

La literatura, como todas las artes, se premia. Quizá el más prestigioso de los premios sea el Nobel. Y en toda la historia de los premios, solo dieciséis mujeres han recibido tan alto galardón. No porque no hubiera candidatas, sino porque el machismo arraigado en las conciencias de la sociedad entera, no veía en ellas la misma calidad artística que podía tener un hombre. No quiero desmerecer a nadie, pero conozco montones de mujeres mejores escritoras que bastantes a los que sí les dieron la oportunidad de recibir el premio.

En los centros escolares, nuestros niños y adolescentes, estudian la historia de la literatura y en los programas educativos, el número de mujeres es simbólico. Educamos a nuestras generaciones futuras sin mostrar a las escritoras. Seguimos manteniendo a las creadoras, ocultas tras el manto de la supremacía masculina. Como ocurre en las demás materias, las mujeres no existen. Ni en ciencias, ni en letras. La RAE, esa institución con tintes machistas y misóginas que sigue manteniendo vocablos en nuestro lenguaje que son denigrantes para las mujeres, solo ha contado con once mujeres en sus más de 300 años de vida. Hombres, sin embargo, son y han sido unos poquitos más. Y no olvidemos, que el arma más importante de cualquiera que se dedique a las letras, es el diccionario. Y el más prestigioso y valioso que tenemos en nuestra lengua, fue elaborado por una mujer, María Moliner, que sin embargo no llegaría nunca a ocupar ese merecidísimo sillón en la academia. 

Celebrar el Día de las Escritoras, acudir a los actos que se celebrarán en bibliotecas y auditorios de muchas partes del país, o visionar los actos en nuestros ordenadores ante la imposibilidad sanitaria que vivimos, ayudará a que todas las mujeres que escriben, sean reconocidas. Una sociedad que esconde a sus creadoras es una sociedad injusta y que cojea de una pierna. Porque la que mueven las mujeres parece que siempre tiene que ser más corta.

Llenemos el día de nombres de mujer. De textos escritos por mujeres. Os invito a poner un tuit, un texto en Facebook o una imagen en Instagram de esos libros que os emocionaron, os ilusionaron, o lograron hacer que dejaseis de estar tristes y cuyas autoras son mujeres. Que compréis sus libros o los regaléis. 

Desde aquí, desde Mujeres en Lucha, donde un montón de mujeres escribimos para divulgar, para enseñar, defender y mostrar la realidad femenina en todo el mundo, os deseamos el mejor Día de las Escritoras que podáis tener. Celebrarlo leyendo un libro cuyas palabras hayan salido del alma de una mujer.

Virginia Wolf, Dolores Redondo, Vita Sackville-West, Emilia Pardo Bazán, Betty Smith, Laura Freixas, Emily Brontë, Gertudris Gómez de Avellaneda, Jane Austen, Elena Ferrante, Ana de Miguel, Siri Hustvedt, Teresa de Jesús, Isabel de Villena, Nawal Al-Sa´dawi, Irene Nemirovski, Gabriela Mistral, Ana María Matute, Arundhati Roy, Rosa Regás, Mary Ann Evans (George Eliot) Hella S. Haasse, Vivian Gornick, Betty Friedan, Kate Millet, Alicia Miyares, son solo unos poquitos de los miles de nombres de la literatura escrita por mujeres. Acercarse a ellas es hacerlo al maravilloso universo de las mujeres.

No dejéis de leer todo lo que tuvieron y tienen que decir las mujeres. Os aseguro que, si lo hacéis, solo perderéis vosotros.

 

Por Belén Moreno  @belentejuelas

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

ActualidadSociedad
Artículo previo
mujeres en lucha, mujeres, feminismo, feministas, violencia obstetrica, medicina, ginecologia, pildora, anticonceptiva, efectos secundarios, madre, embarazo
El doble rasero de l...
feminismo, mujeres en lucha, artistas, exposicion, museo del prado, error, hombre, machismo, escena de familia, cuadros, polemica,
Artículo siguiente
"Invitadas" en el Mu...
0 Comentarios