1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

El doble rasero de la píldora anticonceptiva

mujeres en lucha, mujeres, feminismo, feministas, violencia obstetrica, medicina, ginecologia, pildora, anticonceptiva, efectos secundarios, madre, embarazo

En un vistazo rápido a las grandes autoras del feminismo entendemos fácilmente cómo la opresión de la mujer se ha ejercido en base a su función reproductiva. Nuestra realidad biológica ha sido desde tiempos inmemoriales fuente de servidumbre y explotación por parte del hombre, quedando nosotras relegadas al entorno de los cuidados y apartadas de la vida social, política y económica.

Si la primera ola del feminismo fue la que luchó por la igualdad en términos de derechos, a finales de los años sesenta la segunda ola busca la igualdad real, más allá de los estamentos oficiales, cuestionando la sexualidad, la organización de la familia y la del trabajo; llevando al debate público la desigualdad (con su grito lo personal es político).

Es en este contexto de lucha por la emancipación real de la mujer, donde la ciencia y la tecnología empiezan a entenderse como factor clave. En los años 60 empieza a comercializarse la píldora anticonceptiva, un fármaco que permitió que las mujeres pudieran empezar a planificar su maternidad y gracias a eso, también su vida (con el acceso a los estudios, al trabajo…).

Pero no iba a ser oro todo lo que reluce. Como siempre sucede, detrás de cualquier conquista de derechos por parte de las mujeres está el sistema patriarcal pensando cómo afrontarla y manipularla de nuevo para establecer su tradicional orden social.

Con la píldora llegó la emancipación reproductiva de la mujer, pero también llegó la ilusión del cuerpo propio. La píldora se convirtió en un arma más del sistema: disfrazada de libertad, depositaba el peso de la anticoncepción únicamente sobre la mujer, despreocupaba al hombre de su papel activo en la planificación familiar, y permitía posponer la etapa reproductiva de la mujer en pro del sistema capitalista que la requiere como fuerza de trabajo en sus años fértiles.

La píldora ha sido un factor tan conveniente para el sistema que se ha convertido en uno de los métodos más extendidos y recomendados en ginecología  (más de 100 millones de mujeres en el mundo la eligen). Incluso conociéndose las consecuencias y el impacto sobre la salud de las mujeres, el sistema de salud está enganchado a ella, generando la ya desgraciadamente tan común violencia obstétrica, recomendándola para paliar los síntomas de problemas de índole ginecológica y hormonal que deberían ser estudiados en profundidad.

El papel del feminismo actualmente en este punto es, principalmente, desmitificar la píldora anticonceptiva, exponerla como herramienta opresora y entenderla siempre desde una perspectiva crítica para invitar a la reflexión. Si bien la píldora no es nuestra directa enemiga, el uso y abuso que se hace de ella nos lleva a exigir cambios en el sistema de salud, priorizando el bienestar de la mujer y su libertad real, por encima de todo.

Por Lyly Black (@lyly_black)

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

OpiniónSociedad
Artículo previo
mujeres en lucha, feminismo, feministas, macroencuesta, violencia de genero, violencia machista, violencia sobre la mujer, sexual, psicologica, emocional, estadistica, preguntas, ministerio de igualdad
Violencia contra la ...
Artículo siguiente
MI VOZ HECHA PALABRA
0 Comentarios