1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Cómo defender a tu compañera feminista*

8M, Argentina, feminismo

*Este no pretende ser un manual, pero sí es un compilatorio de ideas generales que ayudarán a hacer nuestro activismo más llevadero.

 

Mujeres en Lucha entrevistó a Ana MC,
compañera radical de la organización argentina F.R.I.A
quien el pasado 15 de febrero, fue abucheada, censurada, golpeada
y expulsada de una reunión feminista en Buenos Aires.

 

 

Infórmate, divulga los hechos y protege a tus compañeras.
Como feministas es necesario mantenernos informadas de lo que ocurre en nuestro país y en el país de nuestras amigas feministas. El feminismo al ser un movimiento global, exige que veamos a nuestras compañeras como clase, más allá de la ubicación geográfica a la que pertenezcan, sin dejar de tener en cuenta que el patriarcado ejerce su poder de diferentes maneras de acuerdo a los diferentes países, tenemos que tener siempre presente que eso no quiere decir que existan mujeres exentas de padecer el patriarcado. En Argentina, el movimiento de mujeres es muy poderoso, en los últimos años ha convocado a muchísimas mujeres de todas las clases sociales, colores y procedencia. A pesar de tener actualmente un gobierno de derechas, la lucha feminista no se ha detenido. A pesar del contraataque desde el postmodernismo, el liberalismo y todos los lobbies que intentan vaciar de contenido político al movimiento feminista, a pesar de la caza de brujas que vivieron y están viviendo, las mujeres argentinas han resistido y siguen resistiendo.

Alertadas por la red de feministas que hemos tejido en estos años de activismo, contactamos directamente con Ana MC y Maira A.R integrantes de la organización F.R.I.A (Feministas Radicales Independientes de Argentina), para que nos dieran un alcance de lo que estaba ocurriendo.

 

MeL: Creo que si no fuera porque entre nuestras compañeras dieron la voz de alerta no nos hubiéramos enterado por medios tradicionales del ataque violento que sucedió durante la asamblea del 15 de febrero en Bueno Aires. Últimamente vemos desde los medios un sesgo intencionado en cuanto a las noticias de violencia machista se refieren, sobre todo tratándose de acoso, o ataques a nosotras las feministas. ¿Qué pasó esa noche en la asamblea organizada por el colectivo Ni Una Menos Argentina?

 

Ana MC: “Nos inscribimos en la primera asamblea, cuatro organizaciones, Mujeres Auto convocadas, Radar, F.R.I.A. y Feministas Independientes y resulta que nos dimos cuenta en la segunda asamblea que esas inscripciones mágicamente se habían perdido. Cuando en esa segunda asamblea nos dimos cuenta que nos habían eliminado de la lista, nos acercamos las compañeras de las cuatro agrupaciones a pedir que nos inscriban porque teníamos derecho a hablar. Les dimos los nombres de las organizaciones y les dijimos que íbamos a hablar desde RADAR y desde F.R.I.A., al momento de presentarnos en la asamblea, la persona de NI una Menos que se dedicaba a esto, en lugar de presentarnos por el nombre de la agrupación dijo ‘Ahora van a hablar las feministas radicales’ con lo cual, para mí fue una estrategia para generar lo que sucedió, que fue un abucheo general.
Fue un abucheo tal que no nos dejaron hablar. A mí alguien me sacó el micrófono de la mano, en algún momento lo logré recuperar en medio de un griterío, y cuando yo estaba por empezar a leer nuestras consignas desde F.R.I.A., (Porque habíamos quedado en eso, que primero íbamos a hablar nosotras y después las chicas de RADAR) se me abalanza una persona encima, me agarra del cuello de la camisa y me empieza a zamarrear. Yo la aparté con las manos, pero esta persona volvió a lanzarse encima de mí, y la situación no pasó a mayores porque hubo compañeras que me defendieron.
Esta persona dijo después que sólo quería sacarme el micrófono, pero la actitud era exageradamente violenta.”

 

 

MeL: ¿Qué pasó después del ataque?

 

Ana MC: “Fui la persona a quien atacaron en primer lugar, lo cual no quiere decir que haya sido la última porque las compañeras que intentaron defenderme también fueron atacadas por esta misma persona y por otras. Yo personalmente después de esa situación más que físicamente herida, me quedé psicológica y emocionalmente muy agotada. Desde que pasó el incidente, (el  15 de febrero de 2019) no he querido acceder a los comentarios de las redes sociales, porque me dijeron que hay una especie de contra campaña en la que se está divulgando versiones de lo que sucedió que son bastante imaginativas, sobretodo porque hay como diez videos que muestran de todos los ángulos lo que sucedió.”

Maira A.R: “Luego de lo sucedido, partidos de izquierda nos repudiaron públicamente y desde amplios sectores del transactivismo (en redes) se está llamando a ‘defenderse’ del feminismo radical tanto sea como un rechazo explícito y exclusión al RadFem, como un llamamiento explícito a violentarnos en las posteriores asambleas y en el 8M”

 

MeL: Mundialmente estamos ante un contraataque de los medios patriarcales, no sólo en cuanto a las redes sociales, sino desde los medios tradicionales, ¿qué tan importante es como feministas difundir la problemática de nuestras compañeras de lucha?

 

Ana MC: “Aquí en los medios y desde el NUM (Ni Una Menos), nadie se pronunció sobre el ataque, fue como si no hubiera ocurrido nada. Aparecieron algunos comunicados y petitorios de firmas tanto desde Argentina como desde un montón de otros países, Paraguay, Uruguay, México, España, Estados Unidos, Inglaterra, Chile, brindándonos su apoyo, creo que hasta hubo gente de Corea que nos mostró su apoyo. Fue mayor el apoyo que encontramos fuera que desde nuestro propio bloque acá en Argentina. La situación aquí es así, hay un grupo de personas que ni siquiera podemos considerar feministas, que sin embargo usan consignas feministas y tienen la voz cantante, y lamentablemente mucha gente sigue ese tipo de ‘feminismo’. El hecho de que no nos hayan dejado hablar en la asamblea feminista es la demostración de algo que en realidad es más amplio y muy peligroso.
No hubo tanto repudio de parte de las organizaciones feministas y eso ya es grave. Yo que estoy a favor del aborto libre público y gratuito, no se me ocurriría ir a pegar a una compañera que está en contra, y si viera que la están atacando iría a defenderla, porque es una compañera mujer.”

 

MeL: En el ámbito político, el fortalecimiento de los partidos de derecha se refleja en las calles, los discursos desde la ciudadanía, defendiendo posturas neoliberales, autoritarias y contra la lucha de las mujeres es evidente, no sólo en redes sino en la vida misma. Ejemplos sobran en Latinoamérica, en Brasil es muy evidente con el gobierno de Bolsonaro, por lo que el feminismo tiene una tarea importante en cuanto a lucha social. ¿Cómo crees que este escenario político mundial, afecta al movimiento de mujeres y al feminismo abolicionista?

 

Ana MC: “El año pasado, veíamos estas situaciones de violencia como algo re-lejano, eran cosas que pasaban en España, en Estados Unidos… y este año lo tenemos encima,  y el año que viene ni siquiera nos van a dejar entrar a las asambleas… estamos trabajando entre las abolicionistas para generar espacios alternativos, porque nos damos cuenta que los espacios actuales están ganados por lógicas patriarcales, que apoyan todas estas avanzadas de la regulación de la prostitución y los vientres de alquiler. El patriarcado y el capitalismo tienen un lazo indisoluble, se potencian mutuamente y una de las cosas que podemos aprender de la historia, es que en general los movimientos que han sido menos populares y más repudiados, son justamente los movimientos que son más rupturistas. Es decir, que los movimientos que no hacen tanto ruido, tenemos que pensar que no están molestando tanto, y el feminismo radical por algo molesta.
Yo veo muchas personas que entibian su discurso, lo cual es entendible en este clima de persecución y en un clima en el que las militantes tenemos miedo. Es sumamente entendible que exista el miedo. Ese día, en la asamblea, yo fui con miedo, tenía miedo de que pasara algo peor de lo que pasó, y hasta me sentí aliviada de que eso haya sido lo más grave. Teniendo en cuenta este clima de persecución, creo que hay muchas personas que no es que renuncien al feminismo radical, porque una vez que ves cómo las cosas son, es imposible dejar de verlas… ”

 

El silenciamiento al que nos vemos obligadas las mujeres en general y las feministas en particular es algo complicado con miras al 8M, necesitamos protegernos entre nosotras y proteger nuestros espacios, porque quienes nos precedieron, lucharon incansablemente para que nosotras tengamos voz. Hemos visto como se ha tergiversado los hechos con el fin de silenciarnos ¿qué tenemos que hacer para revertir esta situación?

 

Ana MC: “En Argentina estamos recibiendo muy poco apoyo, incluso del bloque abolicionista como dije anteriormente, porque no son solamente las feministas liberales y las transactivistas las que están tergiversando lo que pasó, sino que realmente hay un prejuicio tan grande contra el feminismo radical, que hasta nos han llegado a decir, que antes de acusar tenemos nosotras que salir a pedir perdón por las cosas que decimos las feministas radicales. El mismo día que fue la primera asamblea de organización de la marcha del ocho de marzo convocada por Ni Una Menos, un periódico importante que se llama Página 12, publicó dos notas tergiversando la perspectiva radical y llamando a organizaciones que no tienen una postura tomada contra nosotras, a salir de la tibieza, lo cual a mi parecer es directamente incitación a la violencia o al delito. Pero la situación aquí en Argentina es esa, hay una tergiversación, demonización y por supuesto hay una quita de plataformas, porque no nos dejan hablar para que escuchen la versión de los hechos.
Los intereses de fondo son los del patriarcado, porque hay una avanzada del neoliberalismo contra el abolicionismo, los ataques a las feministas radicales son una mera excusa para romper el bloque abolicionista y hacer avanzar toda esa teoría liberal en la cual viene en combo toda las formas de explotación sexual y reproductiva que sufrimos las mujeres, como por ejemplo la prostitución y los vientres de alquiler.”

 

Aunque quedaron muchos temas por conversar, nos despedimos con un abrazo largo y violeta, aunque virtual se sintió real. Ahora queda abrazar mucho para curar las heridas, y seguir luchando, juntas somos más fuertes y las mujeres argentinas lo han demostrado de sobra mil veces.
Abracémonos hermanas, y avancemos juntas, estemos alertas que muchas veces el enemigo está en casa. Desde Mujeres en Lucha nos sumamos al repudio de los actos violentos contra nuestra compañera Ana MC, y le repetimos que no está sola, nos tiene a todas nosotras para luchar a su lado.

 

Por Lara Salvatierra (@larasalvatierra )

 

Más sobre F.R.I.A

Facebook: https://www.facebook.com/friargentina/

Instagram: https://www.instagram.com/friargentina/

Twitter: @FRIAradfem

 

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

 

 

Artículo previo
Nos matan y nos llam...
feminismo, mujeres en lucha, fabrica, huelga, origenes, 8 de marzo, dia de la mujer
Artículo siguiente
Los otros 8 de marzo...
0 Comentarios