1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

El anuncio de Campofrío, el humor y las feministas.

feminismo, mujeres en lucha, navidad, patriarcado, humor, cenas, publicidad

Hemos dado el pistoletazo de salida a estas fechas navideñas, tan ansiadas para unos y tan fatídicas para otras.

Como todos los años, la polémica está servida, y más si en los entrantes sale el tema de Cataluña, que todavía tiene ese regustillo a las Navidades pasadas.

Como primer plato, probablemente haya algún comentario al respecto del anuncio de Ikea, sobre la alienación en la que estamos sumidas los y las jóvenes y lo poco que interactuamos con nuestra familia. Así que haremos un intento, y como segundo plato   —por seguir en esta línea en la que los anuncios televisivos son los faros morales de nuestra era— se comentará algo al respecto del anuncio de Campofrío.

Se dirá que ya no se puede decir nada, que todo nos lo tomamos a la tremenda. Se escuchará alguna voz feminista esclarecedora que se atreverá a comentar lo reciente del feminicidio de Laura Luelmo, hablará la voz de la razón (el patriarca de la familia o ese tío tuyo que tiene un amigo que su mujer le jodió la vida con una denuncia falsa) arguyendo que ese hombre es un monstruo. Un enfermo sin cura que merece ser colgado de un olmo. La voz feminista intentará explicar que es un hijo sano del patriarcado, y que lo que ha hecho, está sistematizado. Intentará por todos los medios explicar que negar el machismo imperante es una barbaridad. Y se perderá entre el sonido de las copas brindando y el murmullo de conversaciones ajenas.

Por estos mismos derroteros, se hablará del humor, de lo inocuo de este. Se comentará algo sobre las feminazis, otro poco sobre los gitanos y algo caerá sobre los negros en alguna mesa. Se preguntará a la voz feminista por qué no está en la cocina con su madre en vez de discutir (con ese tono que linda entre el humor y el incordio). Esta hará el intento de explicar que el afamado anuncio, así como los chistes previamente voceados, perpetúan estereotipos. Se argumentará que es humor. La voz feminista comentará de nuevo que el humor que perpetúa una situación histórica de opresión imposibilita la consecución de derechos. El tío, el mismo del amigo de la denuncia falsa, resulta que también tiene un amigo gay al que llama “maricón” sin que se ofenda (en algunos casos, el amigo gay en cuestión es hasta negro, o “moro” o algún otro “agravante” de la cuestión, dependiendo del menú de la cena).

 

La voz feminista decidirá, por pura desidia, callarse.

Somos muchas voces feministas en estas fechas intentando puntualizar los porqués, tratando de explicar el miedo que vivimos, y de mostrar que es algo sistemático, estructural, hegemónico, que nos impide a todas vivir sin miedo.

Y a todas, no nos pueden callar.

 

(De postre, ¿todavía no tienes novio? Claro, con esa actitud).

 

¡Felices y feministas fiestas!

 

Por Cristina Vazquiánez (@mempsis_)

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

ActualidadSociedad
Artículo previo
Cómo llevarse bien ...
feminismo, mujeres en lucha, laura luelmo, correr, solas, libres, machismo, asesinatos, violencia machista
Artículo siguiente
Rompe el miedo
0 Comentarios