1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Guía para enfrentarte a un Machirulo

¿Te has encontrado alguna vez en medio de un debate sobre feminismo y te has quedado sin respuesta a tanto argumento machirulo? En este artículo presentamos diferentes argumentos neomachistas que nos dan los señores para defender el sistema patriarcal que tantos privilegios les otorga, y cómo responder desde una perspectiva de género.

  1. “Ya hay igualdad, deberíais estar contentas” 

Que hemos avanzado en términos de igualdad de género es un hecho. Las mujeres podemos votar y trabajar pero es muy fácil contentarte cuando tus derechos están blindados por una sociedad patriarcal, y entender el mínimo avance como una situación de igualdad. No nos engañemos, cada día, en cada ámbito, vemos situaciones y relaciones de desigualdad, en las que seguimos perdiendo las mujeres: poca representación en política, la desigualdad salarial, los asesinatos de mujeres por sus parejas o ex parejas, la sobrecarga de los cuidados debido a los roles de género, las violaciones diarias y un largo etc.

¡ESTO NO ES IGUALDAD!

  1. “La violencia no entiende de género, también hay mujeres que maltratan a sus maridos” 

La violencia SI entiende de género. Las mujeres somos las principales víctimas de todo tipo de violencia. En el caso de que una mujer sea violenta con un hombre, no se denomina violencia de género, se denomina violencia (a secas) ya que no hay una razón de género. No hay una ideología opresora de la mujer hacia el hombre. Sin embargo, a nosotras nos insultan, nos matan y nos violan por el simple hecho de ser mujeres, porque hay una ideología y un sistema patriarcal que nos oprime y abusa de nosotras. De este modo, la violencia de género es un fenómeno social que provoca cada año un gran número de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas. Nos encontramos en una situación de emergencia y tenemos un gobierno que no invierte en medidas sociales específicas para frenarlo.

  1. “Ni feminismo, ni machismo, yo creo en la igualdad” 

De por sí, esta frase no sigue ninguna lógica y es un error debido al desconocimiento y a la desinformación entorno a la palabra: feminismo. El feminismo es un movimiento que reivindica la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. En contraposición, el machismo se conforma por conductas y creencias de superioridad del hombre respecto a la mujer. Por lo tanto, si crees en la igualdad real, eres feminista.

  1. “Muchas denuncias de violencia de género son falsas”

Si nos basamos en los datos, según la fiscalía general del estado, el número de denuncias es del 0,018%, NEXT.

  1. “Yo no creo en las cuotas, tiene que trabajar el que sea más válido/a independientemente de su género” 

El hecho de poner unas cuotas, es decir, que haya 50% de hombre y 50% de mujeres en altos cargos, es porque de manera natural las mujeres no podemos llegar en igualdad de condiciones que los hombres. Existen barreras invisibles en las trayectorias profesionales de las mujeres que imposibilitan que lleguemos a cargos directivos debido a la discriminación y a su vez, a la carga de cuidados que nos suelen responsabilizar o nos responsabilizamos nosotras porque es lo que la sociedad nos dice que ese es nuestro deber. Por lo tanto, es una manera de facilitar que no haya tanta discriminación. ¿No te habrás creído que todos los hombres que están en el poder son los mejores en sus respectivos trabajos?

  1. “No todos los hombres somos así” o el famoso “Not all men”

Es cierto que no todos los hombres son iguales. Sin embargo cuando se les habla de feminismo en muchas ocasiones adoptan una actitud de defensa y te sueltan el típico: No todos los hombres somos así. Muchos hombres se piensan que por no pegar a sus parejas ya no son machistas y que eso es época de nuestros abuelxs como mínimo. Sin embargo, todxs estamos educadxs en una sociedad que si que es machista, y por lo tanto, es “normal” que lo seamos, que estemos alienadxs y tengamos comportamientos machistas. Lo importante es ser conscientes de que lo somos y aceptarlo para empezar una transformación interna, que en el caso de los hombres pasa por abandonar sus privilegios.

Es momento de entender que el feminismo no va de desigualdad, sino de igualdad entre hombres y mujeres, ya que somos nosotras quien seguimos sufriendo la discriminación diaria a través de diferentes mecanismos que están al servicio de un sistema patriarcal. Que la violencia de género es la máxima expresión del machismo, pero que el machismo se manifiesta de otras maneras que provocan que tengamos menos derechos y oportunidades y por eso (entre otras medidas) es importante contar con cuotas que favorezcan la igualdad de oportunidades. Es momento de que los hombres entiendan cual es su lugar en la sociedad y que si quieren sentir que “not all men” tendrán que dejar de lado los privilegios que “all men” tienen.

Por Marta Méndez 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

OpiniónSociedad
Artículo previo
Criadoras
Artículo siguiente
Esclavas del esclavo
0 Comentarios