1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Albert Rivera: Cuando se retuerce el discurso feminista para instrumentalizar a las mujeres

Los hombres no se cansan de darnos lecciones y decidir qué podemos y qué no podemos hacer con nuestro cuerpo. Esta vez ha sido Albert Rivera el que se ha vuelto a unir a las lecciones sobre feminismo.

Porque, Rivera nos pregunta: “¿hay algo más feminista que una mujer ayudando de forma altruista a tener un hijo a otra mujer?”. Y nosotras, señor Rivera, le contestamos: ¿qué hay más bonito que defender los derechos humanos de las mujeres y protegerlas de personas como tú, que defienden su explotación reproductiva?

Tergiversar el discurso feminista para darle peso a aberraciones como la gestación subrogada ya parece ser propio de Rivera, porque ya le avanzamos que los vientres de alquiler son de todo menos feminista.

Creas unas expectativas y te adaptas a una nueva realidad, hasta el punto de crear un vínculo (natural) con el embrión que está creciendo en tu vientre, aunque el contrato te mantiene atada en una separación irreversible entre el embrión y tú. Pero, oye, qué hay más bonito que apoyar la aberración de invalidar los derechos humanos de las mujeres para mantener el mercado de bebés y la explotación reproductiva, ¿verdad?

Fuente: Público

Rivera parece no darse cuenta de las palabras repulsivas que está difundiendo, o no quiere hacerlo. Y más si intentas utilizar el feminismo para defender un discurso más que misógino y machista. Rivera, y por desgracia no es el único, no quiere entender que no puede abanderar una lucha que no le pertenece y que no avanza a su lado. Porque defender la gestación subrogada y apoyar el uso de vientres de alquiler para promover la maternidad no es, ni de lejos, feminista.

Y ya pensábamos que no podía ir a peor, pero aparece Albert Rivera, claramente aliado feminista (nótese la ironía), y equipara el derecho de las mujeres a abortar con los vientres de alquiler. Porque claramente en los dos casos la mujer tiene plena libertad de decidir sobre su cuerpo y sobre su embarazo sin ningún interés económico escondido y retorcido que hace sentir a las mujeres como un simple medio de fabricación de bebés.

Fuente: El Español

Que una mujer se sienta obligada por su situación de precariedad a engendrar un bebé que después se le arrebatará de las manos no es bonito, y quien lo defienda es repulsivo. Detrás de la gestación subrogada se camuflan unos rasgos patriarcales profundos, donde la maternidad parece un mero proceso desechable: mujeres contratadas para entregar un “producto acabado” donde el bebé es el objeto del contrato.

La mujer gestante no puede ejercer el derecho a decidir sobre su propio cuerpo durante el embarazo, porque lo que se quiere conseguir es la renuncia de la maternidad y borrar a la madre para convertirla en mero producto residual y desechable de la fabricación del bebé. Se trata de la deshumanización de un proceso natural.

Puedes comprar algo, no a alguien, pero en el contexto actual que gobierna la economía mundial la maternidad subrogada prospera como opción para las mujeres que son más vulnerables económicamente. Necesitan dinero para comer, pagar la hipoteca o el alquiler y, en definitiva, para subsistir. Y como siempre, se convierte en una demanda de consumidores ricos para una necesidad de mujeres pobres.

Lo bonito del feminismo es la lucha de los derechos humanos de las mujeres más vulnerables, no la incitación a utilizar su cuerpo como un simple trámite de mercado de bebés. Tú, Rivera, eres un simple cómplice de la perpetuación de los rasgos más arraigados del patriarcado, que lo único que quieren es maquillar la verdad tras los bebés por encargo y la maternidad subrogada.

Mucha defensa de la libertad de las mujeres en sus cuerpos, pero bien que en estas situaciones las mujeres se ven obligadas por contrato a renunciar al derecho a decidir sobre su cuerpo, su embarazo, su parto y la filiación de su bebé. Sin mencionar que el embarazo conlleva riesgos físicos y psíquicos para las mujeres que derivan de tener que satisfacer deseos de terceras personas y obligadas a no implicarse en nada durante el embarazo.

Actualmente, la gestación subrogada es ilegal y no podemos permitir que personajes como Albert Rivera reviertan esta ilegalidad. Aquí el fin no justifica los medios.

 

Por Ariadna España (@Ariespaso)

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

 

Artículo previo
Protegiendo el 8M de...
Artículo siguiente
Los perfiles de Virg...
0 Comentarios