1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Mujeres en huelga.

Con motivo de la huelga del 8 de marzo hemos vuelto a reflexionar sobre el papel que hemos tenido las mujeres en la historia, tan olvidado y relegado al eterno segundo plano. Me gustaría remontarme a una huelga que marcó este día, y un punto muy importante para toda la historia, donde las mujeres tomamos un papel esencial: la revolución rusa.

El 8 de marzo de 1917 se esperaban revueltas por el día de la mujer ya que el descontento era generalizado, pero nadie podría imaginar que ese día comenzara una revolución.

Las mujeres obreras salieron desde las fábricas textiles de Petrogrado animando a sus compañeros a unirse a la huelga. Estaban decididas a lograr cambiar la sociedad, y dos días después, Petrogrado ya vivía una huelga general que reclamaba pan para los obreros y el fin de la guerra.

La vida para los obreros era insostenible. Desde el comienzo de la guerra los precios de los productos básicos habían subido un 131% en Moscú.  Se produjeron grandes altercados de mujeres reclamando la disminución del precio de estos alimentos.

En febrero de 1917 la ira se transformó en revolución y cayó el zarismo.

El poder renació desde abajo y la participación de las mujeres en la sociedad comenzó a crecer aún más. A principios de abril, 40.000 mujeres se movilizan en Petrogrado, negándose a abandonar las calles hasta que se apruebe el derecho al voto. El 20 de julio de ese mismo año consiguen el compromiso de concederles ese derecho a las mujeres mayores de 20 años.

En mayo, 40.000 lavanderas protagonizan la primera gran huelga contra el gobierno provisional, reclamando aumento de salarios, 8 horas de trabajo y mejores condiciones laborales.

En noviembre de 1920, ya formada la Unión Soviética, se legalizó el aborto mediante un decreto que denunciaba la legislación penalizadora de los otros países.

Consiguieron derechos que no había en ningún país capitalista de la época, como el derecho al voto, al aborto libre y gratuito, al divorcio, la legitimidad de los hijos nacidos fuera del matrimonio, la despenalización de la prostitución y de la homosexualidad. Además, el gobierno de los soviets promovió liberar a las mujeres de la “esclavitud doméstica” mediante la idea original de la socialización del trabajo en el hogar, instalando guarderías y comedores públicos, lavanderías, planes de alfabetización en el campo.

A pesar del retroceso que se produjo posteriormente no podemos olvidar el importante papel que tuvieron las mujeres, que fueron capaces de levantarse frente a un sistema que las sometía, a ellas y a sus compañeros.

feminismo, mujeres en lucha, huelga, revolución rusa, 8 de marzo, clase obrera, mujeres obreras, trabajadoras

Actualmente seguimos recordando a importantes mujeres de aquella época, su historia o sus obras permanecen como un ejemplo para las que ahora continuamos con la lucha, dos de ellas son:

  • Alexandra Kollontai.

     Tras el triunfo bolchevique, fue nombrada comisaria de Bienestar Social, lo que la convirtió en una de las primeras mujeres en ocupar puestos gubernamentales en la historia europea y en la primera mujer en el gobierno bolchevique.

Exploró en su totalidad la opresión de las mujeres, hablando no solo de las causas económicas de su posición secundaria; sino también, del doble estándar de la moralidad de la época, en particular en las relaciones sexuales.

En 1919, Kollontai fundó junto con otras revolucionarias feministas el Zhenotdel: el departamento de las mujeres trabajadoras y campesinas dentro del secretariado del comité central del Partido Comunista.

  • Nadezhda Krupskaia

    Su papel como teórica marxista la llevó a ser condenada en 1898 a tres años de exilio en Siberia.

“Era una mujer extraordinariamente diligente y competente, que podía escribir 300 cartas a la semana, la mayoría en código, y mantener un seguimiento de las direcciones y los alias de gente que estaba casi siempre escapando, además de mantener las cuentas financieras”, explica Barbara Evans Clements en su libro “Mujeres bolcheviques” (Bolchevik Women, 1997).

Krupskaia llegó a ser miembro destacado del Comisariado Popular de Educación y a partir de 1937 integró también el Presidium del Soviet Supremo de la URSS, la jefatura colectiva del Estado.

Ferviente defensora de la necesidad de alfabetizar a la clase obrera, se encargó de crear la red de bibliotecas del nuevo Estado.

Tuvo un importante papel como teórica e historiadora de la educación, y por su participación en la organización del sistema de educación socialista.

 

Sin duda estas mujeres marcaron la historia, y gracias a muchas como ellas todos estos avances se convirtieron en realidades.

Nos toca ahora a nosotras, a las mujeres obreras actuales continuar los pasos que ellas marcaron. Porque hicieron posibles hechos que para nosotras a día de hoy, como es el aborto libre y gratuito, siguen siendo una meta que lograr.

 

Por RedMoon @Angela_1723

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
Los hombres que defi...
Artículo siguiente
Todo "por amor"
0 Comentarios