1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

¿Feminismo liberal? No gracias

Camiseta feminista. Color feminista. Coche feminista. BDSM feminista. Porno feminista.

La etiqueta “feminista” por todas partes. Sin análisis. Sin cuestiones. Porque es lo que se lleva. Porque es una moda. Hemos caído en el peligro.

Uno de los peores defectos que tiene el feminismo de la tercera ola que es que está impregnado de neoliberalismo, aprovechando esta ola de complacencia y el auge por la identidad. Ese discurso ha calado en la propia izquierda y el feminismo no iba a ser menos. Nos ha convencido el liberalismo de que nuestros gustos son sólo nuestros y no aprendidos. Nos ha hecho creer que nuestras ideas son sólo nuestras y no son el resultado de una ideología dominante (la ideología machista) hasta el punto de llevarnos al autoengaño.

Este es el resultado de no tener un análisis histórico-social del movimiento por y para mujeres: La etiqueta “feminista” sirve al libre mercado y no al colectivo sometido. Y cuando no se cuestiona prácticamente nada, cuando no rompemos con los esquemas establecidos, ya no somos consideradas un peligro para el sistema. Y entonces pasa esto:

Sin título.png

Sin título2

Los empresarios dueños de grandes multinacionales se han dado cuenta de que pueden hacer caja y sacar beneficio fácilmente de un movimiento que no supone una amenaza en lo más mínimo la integridad del sistema.

Es normal (y perfectamente comprensible) que en un principio pensemos que es bueno que una empresa de gran peso como H&M lance una idea potente, pero no nos engañemos: mucha gente que compra estos productos no tiene interés en teoría feminista ni en sus ramas. Eso por un lado. Y por otro, ¿desde cuándo el capitalismo se ha preocupado de mirar por nosotras sin asquerosos y pretenciosos intereses?

Se suben al carro de la igualdad porque han comprobado que pueden hacer caja con él. ¿Y qué es peor que abanderarse de un movimiento con el único fin de ganar pasta? Hacerlo a costa de todo lo que ese movimiento está en contra. En este caso, hablamos de la explotación de miles de mujeres que se dedican a la industria textil en países subdesarrollados. La hipocresía de que camisetas promulgan un mensaje de empoderamiento e igualdad para las mujeres son al mismo tiempo cosidas por mujeres que trabajan a duras penas por una miseria y sin condiciones dignas.

Como consecuencia y con dolor lo digo, el feminismo es una moda: se ha despolitizado casi en su totalidad el movimiento feminista, convirtiéndose en una tendencia estética que mola, cuando la razón de ser del feminismo jamás fue molar, sino molestar.

Ahora, como todo vale, nos creemos que la industria del porno, el BDSM, el maquillaje etc. puede ser feminista. Ahora “si me depilo es porque quiero y me gusto así, y por tanto es feminista” ¿nos hemos planteado por qué nos gustamos así? ¿quién ha impuesto estas normas, teniendo en cuenta que el vello femenino ha sido censurado?

Queridas hermanas: si las sufragistas en vez de romper con todo lo establecido, se apropiasen del discurso patriarcal, ¿somos conscientes de cómo estaríamos ahora? Probablemente seguiríamos intentando hacernos un hueco en la universidad, o luchando por nuestro voto.

No pretendo obligar a ninguna mujer dejar de hacer ciertas cosas porque entiendo que es algo que hemos aprendido desde nuestra infancia y es muy difícil desprenderse de ello. Lo que sí pido es que tengamos una seria autocrítica y nos cuestionemos todo, puesto que el machismo está en todas partes, también en nuestros gustos. Se empieza defendiendo que la prostitución puede ser empoderante y se acaba defendiendo un socialismo de derechas.

Pues eso, queridas. Ya hay feminismo en el Corte Inglés.

Por Estíbaliz @DamadelaLocura

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
Artículo siguiente
5 SERIES CON PERSONA...
0 Comentarios