1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Apps de citas lésbicas y patriarcado

Los hombres ocupan todo el espacio, todo. Tanto si hablamos del espacio físico como si nos referimos al espacio de la sociedad, ellos siempre son los protagonistas. Eso es lo que les ha enseñado la sociedad patriarcal, que ellos son el centro, lo importante y que pueden acceder a todos los espacios, sin excepción. Y claro, cuando existe un espacio no mixto, muchos no entienden porque ellos no pueden acceder; no entienden porque querríamos estar sin ellos, si son lo realmente importante.

Las aplicaciones de contactos te permiten hacer que ese espacio virtual pueda ser como tú decidas: puedes elegir que te aparezcan solo hombres, solo mujeres o ambos. Son aplicaciones para conocer gente y para ligar, así que dependiendo de qué es lo que buscas hay una aplicación u otra. Las más conocidas son: Grindr, para chicos que buscan chicos, Wapa, para chicas que buscan chicas y Tinder, donde mayoritariamente la gente que hay es heterosexual (aunque te permite definir si buscas chico, chica o ambos).

Pero hoy quiero que nos centremos concretamente en Wapa, la aplicación creada para que las mujeres se conozcan entre ellas. Parecería obvio que en este espacio no cabria la presencia de un hombre, pero no es así. Al principio creía que era algo puntual, pero en una conversación con 18 mujeres que tienen, o han tenido, esta aplicación (o en su defecto Tinder configurado para que solo aparezcan mujeres) todas ellas afirman haberse encontrado a hombres (cisheterosexuales) en ellas.

A veces ni se molestan en disimular y simplemente ponen su foto, nombre de hombre y acceden a un espacio donde, por definición, no deberían estar. Otras se ven más creativos y originales y deciden suplantar identidades de mujeres, pero cuando hablan por el chat, dicen su verdadera identidad.

Los mensajes que reciben las mujeres que se topan con estos hombres son proposiciones sexuales y,  nuevamente, nos encontramos a dos tipos de perfiles: aquellos que dicen sentirse atraídos por las chicas lesbianas (cosa que como concepto en sí, se tambalea) y aquellos que basan su argumento en el clásico “eres lesbiana porque no has estado con un buen hombre” o, quizá, algo similar pero de peor gusto (habría que recordarles que es algo que, obviamente, no es lo que están buscando).

Esto no es solo un acto que se podría atribuir a un “trol”, a alguien que simplemente tiene mucho tiempo libre y se dedica a incordiar a los demás detrás de una pantalla, sino que tiene algo más de trasfondo y viendo que esto no es un caso aislado, sino que es algo bastante extendido, podemos extraer varias conclusiones:

Lo primero es que las mujeres estamos sexualizadas hasta tal punto que, incluso cuando dices abiertamente que eres homosexual, tu misión también es satisfacer sexualmente al hombre. A un hombre que se siente atraído por una mujer que no se siente atraída por él y eso es la cultura de la violación; se nos ve como objetos, sin voz ni voto, ni siquiera para decidir nuestra orientación sexual.

La segunda es el tufo a paternalismo y homofobia que desprende el argumento (por llamarlo de alguna manera) de ”eres lesbiana porque no has estado con un hombre”… Al parecer nuestra orientación sexual es algo sobre lo que tampoco podemos decidir nosotras, lo deciden por nosotras. Somos visto como algo exótico, algo dibujado por el patriarcado, coloreado por el porno y con matices de lujuria; por ello,  paradójicamente, las relaciones lésbicas se inscriben en el deseo masculino como un fetiche y no como una orientación sexual valida.

Además de todo esto, asombra la libertad con la que pueden entrar en un espacio seguro para nosotras simplemente por satisfacer su deseo. ¿Os imagináis a una chica entrando en Grindr haciéndose pasar por un chico gay? Resulta extraño y casi cómico, ¿verdad? Pues de esto se trata, de que poco importa nuestra opinión y deseo, de que esto, como la gran mayoría de injusticias que vivimos las mujeres, son fruto del abuso de poder, de ese poder que les ha dado el patriarcado.

Por Irene Ventura @_sorrynotsorryb

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
ALBERT, NO PUEDES LI...
Artículo siguiente
Las mujeres que son ...
0 Comentarios