1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

“Escándalos sexuales”: ni tan escandalosos, ni tan sexuales.

La vuelta de Operación Triunfo ha dado un lavado de cara a la televisión pública, que en pleno siglo XXI tiene programas que por desgracia siguen desprendiendo ese olor a rancio y censura que había hecho que la cadena perdiera bastante popularidad, sobre todo entre los jóvenes.

En el programa hay mucho talento; muchísimo. Ha devuelto una visión de la juventud trabajadora, apasionada por sus sueños y talentosa. Pero entre todos esos talentos Amaia es la concursante que más destaca, convirtiéndose desde casi el inicio del programa en la favorita. No solo lo es por su enorme talento musical e interpretativo y porque cada vez que se sube a un escenario te deja con la boca abierta; sino también porque es una chica muy natural que ha cautivado a los espectadores con sus comentarios.

Amaia, con 19 años recién cumplidos, está sacando en Televisión Española, en prime time y en el Canal 24 horas (que es trending topic todos los días), temas que nunca habían visto la luz en la cadena, que tienen un enorme valor y que representan y sirven de modelo a una generación.  Sin ir más lejos, en una de las últimas galas, decidió ir sin depilar y así lo manifestó: “¿Sabes qué? Que no me voy a depilar las piernas porque las mujeres también tenemos pelo. Tengo muchísimo pelo pero me la suda.” Al igual que habla con mucha naturalidad de su cuerpo “Me da rabia no poder enseñar las tetas en televisión, ¿qué pasa con el cuerpo de una mujer, hay que esconderlo?”

Mucho habían tardado los medios sensacionalistas en explotar el fenómeno en que esta chica se está convirtiendo. Hace unos días la revista Vanitatis nos traía este titular:

feminismo, mujeres en lucha, amaia, topless, operación triunfo, televisión

(FUENTE: Vanitatis)

Y si el titular parecía ser terrible, en el artículo decían textualmente “toda estrella no lo es hasta que protagoniza un escándalo sexual, y parece que Amaia ya tiene el suyo”. No Vanitatis, las mujeres y Amaia tenemos el talento suficiente para ser estrellas sin necesitar enseñar nuestro cuerpo y sin ningún “escándalo sexual”. Escándalo sexual  son los delitos de Harvey Weinstein y compañía, no una teta. Es preocupante observar cómo a esta sociedad le encanta vernos desnudas y al mismo tiempo, ese mismo desnudo se usa para avergonzarnos.

Vanitatis tuvo que borrar el artículo tras recibir muchas críticas en las redes sociales. El perfil de Instagram de la joven, en el que efectivamente aparecía en topless, fue eliminado.

Lo más indignante es que un medio haya utilizado como “escándalo sexual” algo que Amaia hacía en su perfil privado de una red social. Amaia sube esas fotos a Internet por su propia voluntad antes de entrar al programa, lo hace libremente y sin embargo, los medios pretenden que eso se convierta en un arma arrojadiza, generando culpabilidad, cuando son simplemente unas fotos en topless, sin ningún tipo de sexualización (sin poses forzadas ni sexuadas y no tienen contexto sexual). Simplemente, tetas. ¡Qué sorpresa, nadie imaginaba que la joven tuviera tetas! Además, la navarra se encuentra al margen de toda información del exterior, sin acceso a Internet en la academia y, por lo tanto, sin posibilidad de defenderse de quienes intentan sacar polémica con su imagen.

Algunos medios publicaban la noticia diciendo que la concursante se había hecho viral a costa de sus fotos en topless, ignorando completamente las gloriosas actuaciones que ha hecho durante su paso en el programa y su talento, que no es poco, y que realmente tiene a casi toda España enganchada. Ella está demostrando ser una joven llena de fuerza, de libertad, natural, trabajadora y con muchísimo talento y esta imagen de una chica joven con las ideas tan claras, hace que muchos quieran desviar la atención del fenómeno musical que es. Parece que la imagen de una mujer libre, poderosa y que decide por si misma le incomoda mucho a la gente, tanto que tienen que intentar buscarle otra lectura.

feminismo, mujeres en lucha, marina, operacion triunfo, televisión

(FUENTE: Lecturas. El beso de Marina y su novio Bastián.)

Además de Amaia, el resto de sus compañeros también están trayendo a la televisión pública con muchísima naturalidad temas que hace unos meses parecería imposible ver. Luchando contra la homofobia, la transfobia, la lucha por los refugiados o el sexismo, algo que llena de alegría ver en televisión y que miles de jóvenes están viendo e incorporando a sus referencias. Esto es un gran paso para España, lamentable que los medios quieran convertirlo en otra cosa por unos cuantos clicks en su noticia.

Por Irene Ventura @_sorrynotsorryb

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
Juana Rivas, ¿de qu...
Artículo siguiente
No son casos aislado...
0 Comentarios