1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Repasemos el término Feminazi

“¡Feminazi!

Pero Manolo, ¿tanto te jode limpiar el baño?” Patricia Sornosa

Todas hemos oído esta palabra. La mayor parte de nosotras lo hemos recibido, pero ¿de dónde viene esa palabra? ¿por qué es tan nociva y por qué, a mi juicio, deberíamos dejar de apropiarnos de ella?
Empecemos por el principio:

La palabra feminazi es un neologismo, a su vez una combinación de la palabra feminista y nazi, utilizada para desprestigiar a las feministas y al propio movimiento. Fue popularizado por el  periodista y también presentador de tertulias políticas Rush Limbaugh   (es necesario mencionar su simpatía por el partido republicano de Estados Unidos)  a principio de los años noventa. Limbaugh asoció a las feministas pro-aborto con los crímenes del nazismo. En 1992, en su libro The Way Things Ought to be (las cosas como deben ser) relató que el aborto era un holocausto moderno. Con esa base, legitimó comparar una lucha de igualdad entre hombres y mujeres con una ideología que provocó la muerte de millones de personas.

Desde entonces hemos escuchado ese término para deslegitimar este movimiento. Da igual que tengas razón, da igual que tengas en manos argumentos de peso o datos oficiales. En el momento en que alguien te llama feminazi ya quedas como mala y exagerada y eres una radical sin escrúpulos. Cabe recordarles a los que desprestigian el feminismo que antes de “feminazi” existían otros motes de mal gusto y otros calificativos hacia las feministas de la primera y segunda ola. Algunos de ellos se conservan. Sigue siendo habitual ningunear nuestro discurso apoyándose en nuestro aspecto físico.

Para poner un ejemplo, habría que hablar del papel de la mujer en la Alemania nazi para ver hasta qué punto es tan ridículo comparar una ideología con otra. Dicho papel es muy extenso, así que sólo remarcaré la triple K: Kinder, Kirche, Küche (niños, iglesia, cocina) de este modo, muchos derechos ya disponibles en la república de Weimar fueron arrebatados: El número de mujeres que trabajaban al principio de la Segunda Guerra Mundial era ínfimo.
Es cierto que algunas feministas se han apropiado del término. Mal hecho, en mi opinión, puesto que no sólo estamos dándoles a los machistas lo que quieren, sino que además es una falta de respeto a nuestras compañeras racializadas y/o judías, ¿Sería alguien tan irresponsable de llamar a una feminista negra o judía “feminazi”? pues sí, los hay y todo por no pensar en lo que conlleva.

Es bastante irónico que nos llamen feminazis, ya que nos matan a nosotras, como bien rezaba un cartel. Y es que nos llaman feminazis como si tuvieran miedo de que les humillásemos, les ridiculizásemos, les maltratásemos o incluso les matásemos.

Vamos, lo que llevan haciendo toda la vida los que nos llaman feminazis, pero sin campos de concentración. Creo.
Estíbaliz García @DamadelaLocura
Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:
https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

OpiniónSociedad
Artículo previo
“A saber cómo ha ...
Artículo siguiente
A VOSOTRAS
0 Comentarios