1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Sextorsión, ¿evaluamos su alcance?

La sextorsión es una forma de chantaje sexual a través de Internet. ¿Somos conscientes de que es uno de los delitos más extendidos a través del medio digital?

La Interpol, ¿qué opina?

En la actualidad, la Interpol apunta que no hay datos concretos sobre la cantidad de personas extorsionadas con el fin de difundir vídeos y/o imágenes comprometidas de carácter erótico o sexual. Es un cibercrimen que no discrimina por economía o posición social y cualquier persona es susceptible de ser objetivo de ese tipo de asedio, no se limita a personajes relevantes. Informan que más del 70% de estos delitos no se denuncian. Explican que se han creado redes organizadas de forma parecida a las de los pederastas. Se ha convertido en una nueva modalidad, que va en aumento, con la finalidad de sacar dinero a cualquiera, forzar para conseguir ciertos privilegios. Los más intimidados para obtener favores sexuales son las mujeres y menores.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dispone de un teléfono gratuito y de una guía orientativa con el objetivo de ayudar y proteger a este tipo de damnificados.

Víctimas que se enfrentan públicamente a sus chantajistas, ¿se exponen a otros acosadores?

La actriz estadounidense Bella Thorne ha difundido por Twitter algunas fotografías en las que sale medio desnuda en actitud “insinuante”. Afirma que eran imágenes privadas guardas para una persona especial. Lo ha hecho para dar una lección al hacker que la chantajea con subir a las redes sociales esas mismas representaciones. Ella cuenta que el extorsionador dispone de material de otras actrices a las que también quiere perjudicar. Thorne ha confesado que fue víctima de abusos sexuales hasta cumplir los catorce años, que es cuando se atrevió a enfrentarse a su victimario. En el mismo tweet que publica las imágenes, ha relatado que toma la decisión de ser ella la que expone las fotos por no estar dispuesta a permitir que nadie vuelva a tener poder, control y dominio sobre su vida.

feminismo, mujeres en lucha, sextorsion, ciber acoso

 

Bella, con esa manifestación, pretende visibilizar abusos de sujetos que se creen con derecho a amenazar, extorsionar, controlar, avasallar y someter a otras personas por considerar que son vulnerables. Sin pretenderlo, ha puesto en evidencia otro tipo de seres que se ven con poder para sacar provecho de la situación. Son perfiles, algunos desde el anonimato, que con una total falta de tacto, de respeto y empatía, muestran su excitación por las fotografías sin ningún pudor. Restan toda importancia a la gravedad del problema al plasmar que lo único que les interesa es satisfacer sus siniestros deseos.

Para la actriz, la solución ha sido sacar a la luz ese material. Otras mujeres no son capaces de soportar la presión. Con sentimientos de vergüenza, impotencia, desesperación, al ceder a la coacción, o no, las lleva a cometer algún acto nada bueno ni positivo para ellas. Consecuencias que provocan individuos perversos y que también afecta a personas queridas por las víctimas.

Toda difusión de imágenes y/o vídeos sin consentimiento de los implicados, a pesar de estar expuestas, es delito. Las leyes no parecen ser suficientes a la hora de contener a estos delincuentes. La sociedad debería tomar consciencia de la gravedad que representan esas actitudes y actuar en consecuencia. Increpar, reprobar a los chantajistas, cómplices, y a quienes buscan el morbo para sacar más provecho de la situación, con el objetivo de provocar que sean los abusadores los que sientan vergüenza, bochorno y humillación.

¿Quiénes están dispuestos a consentir la sextorsión? ¿Somos conscientes de que nuestros hijos, parejas, seres queridos, nosotros, ¡cualquiera! estamos expuestos a este tipo de coacción y actitudes morbosas?

Por  @dalila_sin 

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

 

Artículo previo
Francisco Serrano so...
Artículo siguiente
Lo que pasó en el m...
0 Comentarios