1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Francisco Serrano sobre la manada: «La diferencia entre tener sexo gratis y pagado es que gratis te puede salir más caro»

El señor Francisco Serrano, juez y líder en Andalucía de VOX, se ha soltado la melena con unas declaraciones que ponen la piel de gallina, especialmente, si una se para a pensar en las mujeres que, como víctimas, se han personado en sus juicios. Ante el silencio de sus socios de gobierno en Andalucía, tanto en lo referente a la sentencia del juicio como a las posteriores declaraciones de Serrano, el ex juez ha tenido la enorme desvergüenza de comentar que esta sentencia es “un torpedo contra la heterosexualidad y contra las relaciones entre hombres y mujeres”. Ignoro de qué forma su cerebro ata los conceptos de ataque a la heterosexualidad con una sentencia sobre una violación.

En su parrafada de Facebook, el juez Serrano dice (casi se escucha el suspiro de resignación del magistrado) que al final “las únicas relaciones  seguras entre un hombre y una mujer  será únicamente la prostitución” porque, pobrecito, “hasta un gatillazo podría acabar con el impotente en la cárcel”. Para el juez “la diferencia entre tener sexo gratis y pagando es que gratis te puede salir más caro” y que, por supuesto,  esta sentencia del Tribunal Supremo “está dictada por una turba feminista supremacista”.

Dice tantísimas barbaridades en un solo comunicado que es hasta difícil empezar a rebatirle algo de todo cuanto escribe. No hay por dónde cogerlo, la verdad.

Una a una, esas enormes parrafadas cargadas de misoginia son incontestables, no porque no poseamos razones bien asentadas para hacerlo, si no porque realmente no vale ni la pena perder un minuto de tiempo en ellas. La reflexión debe estar, y ahí hemos de perder todo el tiempo que haga falta, en tratar de poner el acento en la violencia, la injerencia, el maniqueísmo y la misoginia de estos especímenes, afortunadamente en vías de extinción, del macho ibérico patrio, que sin embargo, arrastran a miles de hombres que de forma populista se dejan llevar por sus tonterías, sus machadas y sus salidas de tono.

Hay un residuo de machismo en la judicatura que es capaz de ver jolgorio donde otros ven violencia. Hay un rastro de machismo en la sociedad que impide que un hombre, ante un caso de violación múltiple, sea incapaz de tener un mínimo grado de empatía y ponerse en el lugar de la niña que fue violada. Hay un rescoldo de odio, de animadversión y prevención por todo aquello que hacemos las mujeres que les impide ver hasta qué punto tenemos razón cuando reivindicamos una igualdad real. Hay casos en que el machismo es tan absoluto que llamarlo residual seria insultante, pero en este caso de la manada son tantos los hombres que se han alegrado de este fallo y han condenado estos actos que me atrevo a decir que ante casos realmente graves, el machismo comienza a ser residual. Eso sí, ese residuo chilla, grita y se revuelve muy fuerte, hace mucho ruido, y dice unas barbaridades de tal tamaño que las declaraciones emitidas por el juez Serrano, son superadas a veces por sus acólitos en redes sociales, donde parecen competir por decir la barbaridad más gruesa y más sangrante. El juez Serrano y todos los hombres que piensan como él, creen todavía en unas relaciones basadas en la dominación y en la violencia. Mantienen todavía una cantidad ingente de prejuicios sobre cómo son las relaciones entre hombre y mujer. Por supuesto ignoran por completo el tema de la prostitución y la trata.  Estos especímenes machunos creen que estamos en este mundo solo para satisfacer sus necesidades, cada mujer ocupando el rol necesario en el momento indicado, y que se puede hacer un uso de nuestro cuerpo según sus huevos morenos. Me pregunto  qué clase de educación han recibido, qué clase de personas son,  para creer que las mujeres solo estamos ahí como meros seres subalternos.

En esta sentencia no hay conspiraciones ni sentencias dictadas por ninguna horda de feministas enloquecidas reclamando la cabeza o los testículos de nadie como afirma el juez. Lo que las feministas han pedido siempre, es la aplicación correcta de la ley, que no sea abuso lo que a todas luces es una violación y que la ley se aplique en concordancia con la gravedad de los hechos. Repetimos hasta la saciedad que en una judicatura sin perspectiva de género no puede aplicar con garantías la justicia, pues está inhabilitada para entender la situación real, los sentimientos, los miedos, la posición de indefensión en que se encuentra la victima de estos delitos aun mediante la probación de los hechos.

Desde que los jueces dejaron en la calle a la manada ha habido 104 manadas más, un total de 556 violadores de los cuales 87 son menores de edad. Hay que tener muy en cuenta el mensaje que se le está mandando a la sociedad cuando lo que se aplica es una ley que no está en concordancia con la realidad de los hechos pese a que la sentencia diga que son hechos probados, pues parece estar quitando importancia a algo realmente grave.

No hay lugar para esta gentuza en la sociedad siempre y cuando queramos evolucionar en una sociedad igualitaria, donde los hombres no crean tener el poder sobre el cuerpo de la mujer, donde las relaciones se basen en el deseo, en las ganas, en la atracción y nunca en el sometimiento, en la fuerza, en lo despectivo, en ligar con zorronas, en follarse a unas putas, en atrapar a una mujer entre cinco tíos y hacerle todo lo que les de la santa gana. Y que alguien que se ha colado en las instituciones a base de un discurso misógino y fascista, y que tiene poder de legislar sea el que se convierta en vocero de todos estos especímenes  es cuanto menos vergonzoso y totalmente reprobable. En una sociedad normal, este señor no podría si no ser reprobado oficialmente  en los estamentos políticos que se presten a ello, ser apartado de la judicatura y por supuesto inhabilitado para cualquier función pública. Aquí, como siempre, no pasará nada.

Por @ninapenyap

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
La manada: a la cár...
Artículo siguiente
Sextorsión, ¿evalu...
0 Comentarios