1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

VIOLENCIA MACHISTA EN TIEMPOS DE COVID19

¿Violencia de género versus asesinato?

20 de marzo. Una nueva víctima es asesinada en Castellón. Los dos hijos de la pareja, menores de edad, fueron testigos del suceso. El día anterior en Sevilla un hombre degolló a su pareja. Afortunadamente la víctima sobrevivió.

Los expertos alertan del peligro extra que corren las víctimas de violencia de género debido al estado de alerta y el encierro para evitar contagios del CoVid19.

¿Qué hace el Gobierno y los políticos?

El Ministerio de Igualdad ha elaborado una guía digital para las víctimas. En ella se encuentra la «actuación para mujeres que estén sufriendo violencia de género en situación de permanencia domiciliaria derivada del estado de alarma por COVID-19″ y se compone de «preguntas y respuestas, teléfonos para consultar, hablar, escribir whatsapp…”. En este caso el Ministerio de Igualdad no ha contemplado determinadas limitaciones como las derivadas de la brecha digital. Muchísimas mujeres no saben que esta información está en la página oficial del Gobierno de España, ni pueden acceder a ella. Tampoco se considera que la violencia de género se manifiesta en la manipulación y control que el agresor ejerce sobre la víctima. Incluida la supervisión de sus vías de comunicación como móviles, ordenadores, Internet o redes sociales. Estando el maltratador en el mismo espacio, ¿ven fácil que se pueda acceder a esa información y exponerse a llamar y/o escribir? Hay más preguntas, ¿se las plantean? ¿Prevén que reconocerse como víctima es muy difícil y complejo? 

Además los políticos, al llegarles la noticia de una mujer asesinada por violencia machista, se limitan a lamentar el hecho. Piden estar más alerta, ¿ante qué? ¿Gritos, golpes, insultos en voz alta? ¿Hay que esperar que la situación se descontrole y la víctima sufra daño físico? ¿No se valora el maltrato psicológico al que se somete a estas mujeres antes del primer grito? ¿Qué pautas plantean para la verdadera protección hacia éstas mujeres? ¿Qué alternativas reales les ofrecen? Pareciera que si no hay cadáver las víctimas no están presentes.

¿Cómo reaccionan los medios de comunicación?

Por su parte, los informativos que tratan el tema de la violencia de género dirigen la atención a la víctima y no al agresor. Al que daña lo muestran desde una perspectiva en la que él, de alguna forma, no ha podido evitar cometer el delito y lo excusas con los celos, el abandono del hogar, que la víctima no atendía a razones… Históricamente a los hombres se les ha justificado no ser «dueños» de sus actos al ejercer violencia contra las mujeres. ¿Por qué nada cambia? Esto podría explicar por qué ciertos medios favorecen los testimonios del entorno que exculpa al agresor. 

Otros enfocan la noticia con el único objetivo de atraer la atención del espectador o lector, es decir, con sensacionalismo ¿Qué suscita mayor interés que una historia llena de vejaciones? Persiguen impactar, lo consiguen con testimonios de víctimas muy afectadas. Reparan en el terror por el que pasan las damnificadas y explican el hostigamiento al que el victimario les somete. Sin embargo el problema se enfoca con una carga especial en la víctima alejando completamente el foco del agresor, cuando éste es el problema.  

Ante esta situación cabe preguntarse, ¿qué informativos tiñen la realidad, la ocultan, y cuál se limita a lo más superficial de la noticia?

Estos hechos requieren de una mirada crítica. Los informativos necesitan de perspectiva feminista, para hacerse preguntas como: ¿Qué se ha de investigar para ir a la raíz del problema? ¿Cómo señalar actitudes previas a la vejación? ¿Quién y qué provoca el problema? ¿Qué pasa con el maltratador? ¿Por qué manipula, controla y daña emocionalmente a la pareja y/o hijos? Él elige formar pareja y/o una familia ¿Qué le mueve a creerse con derecho a hacer sufrir a los propios hijos, someterlos a semejante barbaridad y matar a la madre? 

¿Se puede hacer algo para evitar que asesinen a más mujeres?

La sociedad sigue la senda machista y eso provoca que muchas situaciones que someten y controlan a las mujeres estén normalizadas. Prejuicios que ponen el peso de la culpa en las víctimas de violencia de género, se las juzga y no se las escucha ni entiende. Es necesario educar en feminismo para saber por qué modificar estos pensamientos.

Actualmente no parece que se hagan acciones adecuadas y en la línea de acabar con esta lacra ¿Por qué? Porque no se centran esfuerzos y recursos en pedagogía que muestre y explique cuál es la realidad. Por acción o por omisión este problema se mantiene, incluso aumenta, se recrudece y reproduce en los jóvenes… 

Por otro lado, los teléfonos de ayuda a víctimas de violencia de género no son útiles en muchas situaciones. Si no hay agresión física o violación demostrable, disuaden a la damnificada hasta que alguien comenta «es una vivencia muy compleja por «limitarse» a daño emocional«. El abandono que sienten es demoledor.

No se desarrollan protocolos psicológicos eficaces que contemplen el desgarro emocional al que está expuesta la víctima ni otros que midan y valoren al maltratador. No existen proyectos que planteen que el entorno ha de tomar conciencia para no abandonar ni cuestionar a la víctima, y a su vez aparte al victimario. El objetivo es centrar esfuerzos para que el que daña cambie de actitud, modifique pensamientos, no repita patrones y sentires.

Toca aunar esfuerzos.

Toca aunar esfuerzos y para ello debemos:

· Organizarnos, dar repercusión a expertos y hacer caso de sus avisos.

· Tener presentes todas las cuestiones expuestas.

· Recordar que «lo personal es político» y entender que el problema no es individual. Esta lacra afecta a demasiadas mujeres y las más jóvenes no se salvan de ser arrastradas a idéntico abismo. Es por ello que también es necesario extirpar la idea del amor romántico nocivo y dañino.

· Muy importante: abrazar, escuchar desde la empatía y apoyar emocionalmente a toda víctima de violencia machista. Jamás hacerlas sentir culpables ni decirles qué hacer. 

· Dar altavoz a personas críticas que traten el tema con objetividad. Colocar el foco en el que maltrata y aislarlo. Lograr que más gente se implique desde el entendimiento y poner la vergüenza en el que hiere. Cuantas más personas lo comprendan, más posibilidades de evitar que esta violencia sólo se vea cuando ya es demasiado tardes, es decir, con las agresiones físicas o los asesinatos a estas víctimas.

Por  @dalila_sin

Con la colaboración de (@delernaa )

 

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

 

Artículo previo
arandina, sentencia, justicia patriarcal, la manada, futbolistas, jugadores, edad, feministas, mujeres en lucha, condena
CULPABLE
feminismo, mujeres en lucha, pelis, series, libros, documentales, feminismo, coronavirus, cuarentena, en casa
Artículo siguiente
Ideas para leer y ve...
0 Comentarios