1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Respuesta: La prueba de la pureza feminista

“La explotación sexual es un vehículo para el racismo
y la dominación del “primer mundo”, que victimiza de manera desproporcionada
a las mujeres del “tercer mundo”. Coalición en contra del tráfico de mujeres CATW.

 

 

Las mujeres vivimos una época excepcional en la cual debemos posicionarnos directamente contra el sistema, sin medias tintas, sin medias palabras, sin insinuaciones y sobretodo sin contradicciones. Si nos posicionamos como feministas es porque hemos entendido lo que eso significa. 

Autodenominarte feminista en esta sociedad patriarcal es ser rebelde en sí misma, esa es la verdadera disidencia: oponernos al orden establecido por el patriarcado y por el sistema económico actual el capitalismo, y vista la necesidad de que no hayan medias tintas, avalar cualquier herramienta patriarcal te pone del lado del opresor, por ignorancia o desidia, pero del lado incorrecto, del lado que oprime a las mujeres.

Cito aquí a una autora negra, Audre Lorde quien dijo que: «Las herramientas del amo, nunca desmontarán la casa del amo»

Es el sistema patriarcal quien nos ha catalogado a las mujeres por colores, tamaños, formas… las mujeres dentro de este sistema no tenemos esa potestad, no somos las mujeres quienes oprimimos a otras mujeres porque hay que diferenciar entre opresión y discriminación, y es cierto que las mujeres racializadas sabemos de ambos conceptos porque lo hemos vivido en nuestras carnes y por lo mismo, es nuestro deber estar del lado de las mujeres, de las mujeres explotadas sexualmente por este sistema patriarcal, del lado de las mujeres racializadas que emigran buscando un mejor futuro y son anuladas a la condición de objeto, porque el sistema económico le pone precio a nuestros cuerpos, y los proxenetas lo saben, y hay una industria mundial que lo tiene muy  claro, por lo que si tenemos dudas, hay que ponernos siempre del lado de las mujeres. 

(https://www.psychiatrictimes.com/articles/prostitution-sexual-violence?fbclid=IwAR0S9M4KYTXJdEBXCMM3X0abBUlJNslJliPnt1D2oRkr0KUmbDKipqPKLjI

Exigir que quienes se llaman feministas estén del lado de las mujeres, no es pedir una «prueba de pureza», es pedir mínima coherencia, sobretodo conociendo los números alarmantes de la prostitución en El Caribe y Latinoamerica (http://oge.cl/latinoamca-y-el-caribe-prostituci/), donde son las mujeres racializadas, negras, marrones, indigenas, quienes sufren la deshumanización de ser prostituidas, una deshumanización que no se resuelve regulando el proxenetismo y la compra del acceso al cuerpo de esas mujeres vulnerables. 

Las respuestas del abolicionismo son firmes, coherentes y no tienen ningún color de piel, son respuestas de feministas, mujeres que están del lado de las mujeres, no hay ninguna trampa moral en eso. Dejar de seguir agrupaciones que se llaman feministas y entran en contradicción con los principios básicos del feminismo, no es censura, ni persecusión y mucho menos fascismo, es simplemente posicionarnos en nuestras alianzas entre mujeres. El feminismo es abolicionista en sí mismo, porque cualquier actividad que deshumanice a las mujeres no puede ser regulada.

Ahora, hablando desde lo personal, a mí como mujer racializada me encantaría ver mayor representación de mujeres negras en los medios, en la política, en la academia, en la vida diaria, me encantaría que el estigma sobre nuestros cuerpos desaparezca, que los estereotipos sobre nuestra sexualidad dejen de estar presente a donde vayamos, y tengo certeza plena que el camino para hacer eso es únicamente el feminismo.

Sé que la tarea principal de medios como Afroféminas es dar voz a las mujeres afro, mostrar que estamos en todos lados y que estamos rompiendo esquemas. El problema con la falta de posicionamiento feminista de parte de las organizadoras sobre el tema de la prostitución me hace pensar que han caído en la trampa de considerar empoderante lo que es patriarcal, estigmatizando más aún a las mujeres racializadas e inmigrantes que según el patriarcado solo sirven para putas… Defender la regulación de la prostitución es defender la institucionalidad de la venta de mujeres, y no hay nada más patriarcal que eso.

El llamado «feminismo liberal» es al feminismo lo que el endoracismo a la lucha por la no discriminación.

Nosotras, las negras, las marrones, las indigenas (y hablo por mis hermanas, mis amigas y todas mis compañeras de lucha) no queremos que se impongan ideas patriarcales disfrazadas de feminismo. El feminismo en sí mismo es antiracista, pero ha quedado claro que luego de lo que pasó con Afrofeminas en redes, que no todas las antiracistas se deben llamar feministas.

 

Por Lara Salvatierra (@larasalvatierra )

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

                               
                                                                   

Artículo previo
Qué no echar en la ...
mujeres en lucha, feminismo, concentraciones, manda manresa, justicia, violacion
Artículo siguiente
Hoy: concentración ...
0 Comentarios