1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Carta a los cínicos con mazo

Una vez más presenciamos y corroboramos cuán patriarcal e injusta es la Justicia en
nuestro país. Una vez más el cadáver de una mujer sigue sin ser suficiente para
demostrar que el sistema va mal. Una vez más nos sentimos con esa rabia de saber que
el asesino, el maltratador, el agresor, sigue jugando en una partida a su favor.

Concepción fue asesinada brutalmente por su expareja, después de haber puesto dos
órdenes de alejamiento contra él. Pero al susodicho no le importaron las leyes, sabía que
en verdad nada podría pararlo, que esas leyes no le limitaban en su afán de causar daño.
Creo que ya está más que claro el efecto de tales medidas. ¿Acaso nos podemos sentir
seguras? ¿Acaso vamos a tener que buscar nosotras mismas otras alternativas?

Parece que, a estas mujeres, que ya han manifestado que están siendo maltratadas, se las
toma por unas exageradas. Total, vivir con miedo (y más en tu propia casa) no es para
tanto…Pues os diré lo que sí es para tanto: que aquellos que deben velar por la
seguridad de los ciudadanos y ciudadanas aumenten el daño causado. Siendo
perfectamente conocedores de la brutalidad y la inhumanidad de un asesinato, prefieren
quitarle hierro al asunto diciendo que “no hubo enseñamiento”, ya que el asesino “no se
deleitó con su muerte”. Este es el supuesto motivo de que se le haya reducido la pena a
un asesino sin escrúpulos, siete años menos de un plumazo porque no fue tan perverso.

¿Nos quieren decir, señores jueces, que un crimen es menos crimen si no se disfruta
cometiéndolo? ¿Qué es lo próximo? ¿Qué la víctima acepte de buena gana la puñalada?

No se engañen, ya les tenemos calados. A nadie con dos dedos de frente se le ocurre
pensar que un asesino común llora desconsoladamente mientras clava el puñal; que lo
hace, pero no lo quiere hacer. A otros con esos cuentos. El único motivo por el cual se
ha producido esa reducción de condena es porque él era un hombre y ella era una mujer.
Ella, como mujer, ha sido culpabilizada. A ella es a la que se le presupone que lo ha
provocado. A ella es a la que esta justicia patriarcal no creyó, a la que tomaron por loca,
por exagerada.

Ahora, ella es la que está muerta y él es el que “no disfrutó con su muerte”. Ahora
díganme, poseedores de la justicia, ¿disfrutan ustedes con su cinismo?

Por: Nerea Gracia (@Nerea_Gracia_ )

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
feminismo, mujeres en lucha, titulares, prensa, machista, medios, comunicacion
El top 5 de los titu...
Artículo siguiente
No tenéis la culpa
0 Comentarios