1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Millones de mujeres y niñas en riesgo de ser mutiladas

mujeres en lucha, feminismo, mutilacion genital femenina, africa, asia, vagina, clitoris, ablacion

La Mutilación Genital Femenina (MGF) puede ascender a 40 millones de mujeres y niñas en 2030.

El día 6 de febrero, Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina se reivindica más que nunca la erradicación de esta práctica. La ONG Plan International ha indicado que si los gobiernos no ponen en marcha medidas realmente efectivas, alrededor de 40 millones estarán en peligro de sufrirla.

La mutilación genital femenina, tal y como la Organización Mundial de la Salud define es cualquier procedimiento que lastima los órganos genitales femeninos por razones que no son médicas. Se realiza normalmente sin el consentimiento de las víctimas, violando sus derechos como mujeres y personas. Las priva de tomar decisiones críticas sobre sí mismas y omite información necesaria sobre cómo encaminar sus vidas. La MGF supone daños físicos y psicológicos que dejarán marcadas a las víctimas para siempre. Esta práctica les anula como personas, les arrebata la libertad de decisión y la de tener una vida sexual y personal sana.

Los lugares más frecuentes donde se practica son las regiones occidentales, orientales y nororientales de África, algunos países de Oriente Medio y Asia, además de realizarse o haberse realizado sobre migrantes procedentes de estas áreas.

Según ha indicado la secretaria de Migración del Estado se estima que existen 200 millones de niñas y mujeres mutiladas, de las cuales, 40 son niñas menores de 14 años.

Los motivos por los que se practica, a pesar de que pueda pensarse que sus orígenes son religiosos, no lo son. Sus motivos son fundamentalmente socioculturales, que varían según las comunidades y la época. En ocasiones, la MGF se considera un rito primordial para la transición de niña a mujer y a la vida adulta. Requisito necesario para preservar la virginidad antes del matrimonio y conservar la fidelidad, pues los que la practican creen que realizar dicha atrocidad reducirá los niveles de apetito sexual.

Más allá de que muchas personas actualmente sigan defendiendo esta práctica, no debería tener cabida, ya que no existe ningún beneficio. La realización de esta práctica tiene consecuencias escalofriantes como dolores intensos, hemorragias, infecciones, posibilidad de obtener VIH, infertilidad e incluso la muerte. Las mujeres que han sido mutiladas, no solo podrían sufrir estas graves consecuencias, también, pueden tener complicaciones en el parto, muertes fetales o prematuras de recién nacidos. Además de los peligros físicos, la mutilación genital femenina también origina problemas psicológicos que pueden perdurar toda la vida, como temor a las relaciones sexuales, trastorno por estrés postraumático, ansiedad o depresión.

Existen cuatro tipos dentro de la mutilación genital femenina:

Tipo 1. La clitoridectomía es la eliminación parcial o total del clítoris y en algunos casos de la piel que lo rodea (prepucio).

Tipo 2. La escisión es la eliminación parcial o total del clítoris y los labios menores (pliegues internos de la vulva).

Tipo 3. La infibulación es el estrechamiento de la abertura vaginal con un sello cobertor originado por el corte y reorganización de los labios menores o mayores, ya sea cosiéndolos, con o sin resección del clítoris (clitoridectomía).

Tipo 4. Pertenecen el resto de procedimientos con fines no médicos como la perforación, la incisión, raspado o cauterización de la zona genital.

Para frenar esta tortura (también llamada mutilación) la secretaria del Estado de Migraciones, Hanna Jalloul, apunta a que la mejor manera de erradicarlo es trabajando desde la educación, la formación, con programas de inclusión e interculturalidad.

En definitiva, es un problema que afecta a nivel internacional, razón por la que no vale mirar hacia otro lado. Es importante concienciar sobre la gravedad de esta práctica para abordarla de la mejor forma posible. Dar voz a las víctimas y hacerles saber que no están solas. Da igual la raza, la edad o el lugar donde se encuentren. La verdad es que estamos ante una de las peores prácticas que se continúan realizando sobre el cuerpo de la mujer sin su consentimiento. Nos enfrentamos a una tortura susceptible de aplicarse a aquella persona que nace mujer en cualquier lugar geográfico en el que sigue realizándose tal pesadilla. Porque la MGF es consecuencia directa de nacer con vagina.

No queremos que ninguna niña hoy, sea una mujer mutilada.

Por Sofía Furse (@sofiafurse)

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
feminismo, mujeres en lucha, concepcion arenal, aniversario, vida, historia
“Abrid escuelas y ...
Artículo siguiente
TINDER O LA SEGURIDA...
0 Comentarios