1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Entrevista: La Noia del Semàfor

mujeres en lucha, feminismo, arte, cultura, la noia del semaforo, musas

“Mis musas son mis compañeras, las mujeres que cruzan mi vida y que no se conforman con ser objeto.”

He tenido la maravillosa experiencia de realizarle una entrevista a Amanda Toro, La Noia del Semàfor, escritora, estudiante de filología hispánica, activista en diferentes movimientos sociales, pero sobre todo compañera de trincheras contra aquellos que nos quieren sumisas y silenciadas.

En primer lugar os dejo con uno de sus poemas: cercano, apunta directamente a los sentimientos que nos han obligado a reprimir, y combate a quien ha permanecido en su papel opresor.

Siempre fui la chica que necesitaba el semáforo en ámbar para dar el acelerón.

Siempre fui la chica que necesitaba el semáforo en ámbar para dar el acelerón,

la que cruzaba justo cuando se acercaba el coche para echar a correr.

La que llegaba puntual, pero siempre iba con prisas.

La que no salta si el viento no la empuja,

La que no vuela si la gravedad no le recuerda que tiene alas,

que los pies son de adorno.

 

Soy aquella que quiso ser pájaro, pez y león:

la que fue un delfín.

La que huyó y la que se quedó,

sola, porque no podría ser de otra manera.

 

Soy la que cavó su tumba y se echó a dormir en ella:

a la que dieron por muerta

y sólo estaba de parranda.

 

Soy aquella que fue búho

y se hizo amiga del insomnio:

soy la sombra que ves desde la ventana

acunando su ansiedad.

 

Soy la que se echó a llorar por amor,

la que gritó asesinos a la policía,

la de la cara mojada y la sonrisa ancha,

la que iba a buscar a Manuel.

La chica del semáforo.

A la que Serrano confundió en un vagón,

la que imaginas en tus pesadillas: la que nunca te llamó.

 

Soy la mantis religiosa que renegaba de sí misma

y se declaraba atea desnuda en un altar,

la asesina por error,

la ladrona de una barra de pan y unos pañales.

 

Soy la puta que tuvo que abandonar a su hija

y supo que en ese mismo momento

la acababan de desvirgar.

 

Soy el desahuciado,

el camello,

el poeta de pacotilla,

la musa que dio el portazo,

el cantautor exiliado:

la Revolución fracasada.

 

Esa soy yo, la canción que te has cansado de escuchar.

11/11/15 03:58

mujeres en lucha, feminismo, arte, cultura, la noia del semaforo, musas

Fotografía: Marta Pavón (Instagram: @hammartia)

  • En “Writing down the bones”, Natalie Goldberg dice que los escritores siempre acaban escribiendo sobre las cosas que les obsesionan ¿Cuáles son tus obsesiones? ¿Qué mujeres artistas te han inspirado?

Al final mis obsesiones al escribir son las mismas que gobiernan mi vida personal, más o menos podrías resumirlas en unas cuantas palabras: el amor, la poesía y el lenguaje, el activismo y el yo. Las cinco en todas sus facetas, desde las mas alegres y combativas a las más tristes y pesimistas, con todos los grises que hay entre ambos polos. En cuanto a las mujeres artistas, es una pregunta complicada, son muchas las que podría nombrar, pero elegiré a Sylvia Plath, Alejandra Pizarnik, Irene X, Alexandra Kollontai, Itziar Ziga y Gata Cattana por mostrar un poco de diversidad entre ellas y por reflejar un poco la dicotomía entre activismo y poesía.

  • Seguimos viendo a muchos escritores hablar en lugar de las mujeres ¿como ves nuestro rol en el arte en la actualidad? ¿Crees que la idea de “musa” está obsoleta? ¿Qué piensas sobre la denominación de “arte femenino”?

La concepción de la mujer ha cambiado, por suerte, y vemos como vamos pasando de objetos a sujetos, al mismo tiempo, como siempre se ha ligado la idea de musa al concepto de mujer este cambia en el mismo sentido, al menos para mí. Mis musas son mis compañeras, las mujeres que cruzan mi vida y que no se conforman con ser objeto, sino que son sujeto de la acción, al final es esa acción la que me inspira, sus actos, sus luchas, sus historias. En cuando al “arte femenino”, siempre pensé que toda disciplina o concepto que necesitase el apellido “femenino” era machista, en el sentido en que podríamos hablar de “futbol femenino” o “revistas femeninas” pero hoy día podemos reapropiarnos la etiqueta para reivindicar nuestro papel como mujeres y nuestra existencia, ya de por sí invisibilizada.

  • ¿Ha influido el activismo en tu forma de ver el arte? ¿De qué forma? ¿Es complicado ser artista y activista en una ciudad pequeña, más bien, conservadora?

Supongo que los dos han ido siempre de la mano, al final el arte puede ser una herramienta increíblemente útil para el activismo y para la política en general, no concibo un arte que no sea activista, igual que no concibo el arte desde una perspectiva apolítica, cuando damos nuestra visión del mundo, que es lo que hace el arte al fin y al cabo estamos posicionándonos y tomando partido por un bando, en mi caso y como dices siempre he tenido claro que mi bando es el de las oprimidas, el de las que tienen poco o nada material pero que luchan día a día por su presente y su futuro. El activismo nunca es fácil, supongo que en una ciudad como Cáceres que cumple un perfil conservador que suele posicionarse más a la derecha que a la izquierda es complicado, de por sí la realidad extremeña es complicada, pero como digo el activismo nunca es fácil, por suerte he encontrado espacios de activismo y espacios artísticos donde me siento cómoda y respaldada, mis compañeras son un orgullo y me lo ponen bastante fácil, es bonito saber y sentir que no estamos solas.

  • Ya que parece que Pérez Reverte ha amenazado con abandonar la Real Academia de la Lengua Española si se revisa el lenguaje inclusivo ¿Cómo te posicionas ante los debates sobre el uso no sexista del lenguaje? Si no se nos nombra ¿no existimos?

Sinceramente, la lengua es patrimonio de las hablantes y son estas quienes tienen el poder y la capacidad de cambiarlo, ya sea de manera directa o indirecta. Está claro que por usar el lenguaje inclusivo no pasamos por arte de magia a tener una sociedad igualitaria e inclusiva, pero sí que nos sirve para dar un paso más hacia ese horizonte que nos marcamos. De cualquier forma, si Pérez Reverte dice que se va, no se me ocurre una excusa mejor para seguir luchando por un lenguaje más inclusivo y respetuoso.

Redes sociales de La Noia del Semàfor:

Twitter: @underdog_sh

Instagram: lanoiadelsemafor

 

Por Ángela (@Angela_1723 )

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Cultura
Artículo previo
feminismo, mujeres en lucha, argentina, aborto, legal, gratuito, libre, mujeres, madres, debate
¡¡¡Será Ley!!!
Artículo siguiente
0 Comentarios