1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

El olor del machismo

Si hay algo que caracteriza las fiestas navideñas es el tremendo aumento de anuncios de colonias, ya sea en televisión, en carteles o en el catálogo de las grandes superficies, y ojo, que hay para todos los gustos, puedes encontrarte desde una fragancia que excite a todas las mujeres hasta el punto de que tengas protegerte detrás de una mampara de cristal hasta uno que consiga que cada vez que chasquees los dedos se haga tu voluntad
¿no es impresionante?

Pero tranquilas mujeres, nosotras también tenemos nuestro lugar en este mundo de olores caros que nos pueden transportar a un mundo de posibilidades, la única condición es que estemos medio desnudas (o denudas del todo). De todas formas es algo a lo que ya estamos acostumbradas porque ¿quién no se ha puesto a actuar como una contorsionista del circo del sol en el suelo de su casa en paños menores? ¿O quién no se ha puesto a correr por la costa en modo “Los vigilantes de la playa”? Cada cual puede encontrar aquel con el que mejor se identifique.

Tenemos por ejemplo a esa chica frágil, buena y bonita que parece que nunca ha roto un plato en su vida, tan tierna, tan sumisa y siempre con una sonrisa que ofrecer al mundo.

¿Puede haber una imagen mejor de lo que tiene que ser una buena mujer? Por supuesto, también tenemos a las locas, que para pasar un buen rato y divertirs siempre vienen mejor. Ya sabéis, esas chicas que no dicen nunca no, sea lo que sea ellas están dispuestas a todo para divertirse, o divertir.

Sí, incluso en los anuncios dedicados a fragancias masculinas tenemos que aparecer, pues somos el premio, el reclamo, el fin último para que los hombres uséis esa colonia,
porque está claro que si nosotras no aparecemos en el spot como que pierde vidilla, como que no es lo mismo. Supongo que por esa razón no hay un solo anuncio de colonias en el que no aparezca una o varias mujeres incluso (más vale que sobre y no que falte).

El entorno de los perfumes es curioso, es como si todos los estereotipos y roles de género de nuestra sociedad estuviesen implícitos en cada anuncio de colonia.

Una mujer, en este espacio, sólo puede ser sumisa o “libertina”, y eso cuando los señores publicistas deciden darle cierta caracterización, porque la mayoría de las veces somos poco más que una imagen de portada. Mientras, ellos se dedican a mostrarse como los fuertes y dominantes, como héroes de epopeyas que consiguen tener a todas las mujeres a sus pies (curiosamente nosotras sólo podemos aspirar a un solo hombre en este mundo). Sin embargo, de vez en cuando nos encontramos una rara avis, publicidades que nos muestran la ternura de una familia interracial o mujeres que hablan y alaban las características físicas de sus compañeras, -este último puede que sea el más raro,- y estos son los que se quedan en nuestra memoria, porque la sociedad está cambiando, está dejando atrás muchas actitudes machistas, y esto se nota incluso en este mundo que como no deje atrás los estereotipos de género va a pasar de oler a eau de rosas a eau de Pérez-Reverte.

Por Melina Silvane (@LaFemichunga)

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
Hablemos de sororida...
Artículo siguiente
Sexismo cotidiano
0 Comentarios