1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Marchamos por la Abolición

MANIFIESTO MARCHA ABOLICIONISTA 9 MAYO 2020

Desde Mujeres por la Abolición hacemos un llamamiento al movimiento feminista y a las organizaciones civiles y de los Derechos Humanos de las mujeres, para adherirse a este Manifiesto y participar de las acciones que a continuación explicamos. Todo ello, sobre la base de las siguientes denuncias:

– La prostitución es una forma de violencia extrema contra las mujeres y niñas. Es una institución fundacional patriarcal que explota económica y sexualmente a las mujeres.

– La prostitución es un negocio internacionalizado, parte fundamental del capitalismo global, tal y como muestran los datos. Así, sólo en España, la prostitución genera 5 millones de euros diarios. Es un comercio ilícito construido por y para los hombres, cuya materia prima son los cuerpos de las mujeres y niñas.

– La Organización Internacional del Trabajo cifra en 4,5 millones de personas el número de víctimas de trata con fines de explotación sexual, el 90 % son mujeres y niñas. Trata y prostitución son realidades indisociables que forman parte de un mismo continuo, que es la industria de la explotación sexual. La trata existe para nutrir de mujeres y niñas a la prostitución.

– El alquiler de vientres es una forma de violencia contra las mujeres. Constituye explotación reproductiva de mujeres en situación de vulnerabilidad y tráfico de menores. Convierte a los menores en objeto de comercio.

– El alquiler de vientres contraviene, entre otros, el derecho a la integridad física y moral y el derecho a la filiación de las madres. Asimismo, conculca el derecho de los menores a conocer sus orígenes.
Se estima que el comercio del alquiler de vientres genera, a nivel global, 6.000 millones de euros anuales. Millones que enriquecen a quienes venden menores y explotan mujeres, pues ellas perciben menos del 1% del total de este negocio.
Ambos negocios criminales, el sexual y reproductivo, presionan a gobiernos nacionales y organismos internacionales para que sus prácticas delictivas sean legalizadas. Defienden, únicamente, sus intereses económicos y su actividad comercial sustentada en la explotación de mujeres y menores.

– En sociedades como la nuestra, formalmente igualitarias, la mercantilización de nuestros cuerpos supone una forma de reproducción de la desigualdad. Prostitución y alquiler de vientres son, pues, prácticas incompatibles con la igualdad, que vulneran los derechos humanos y reproducen la jerarquía sexual patriarcal.

– La pornografía supone otra forma de mercantilización de nuestros cuerpos. Reproduce relaciones de subordinación, fomenta la cultura de la violación y la aceptación y el uso de la violencia en las relaciones sexuales. Su vínculo con la prostitución es claro. En ambas prácticas, las mujeres son reificadas, convertidas en objetos a servicio sexual de los hombres. La pornografía es propaganda patriarcal, marketing de la prostitución pues promueve la idea de libre acceso a los cuerpos de mujeres y niñas, coadyuvando de esta forma al mantenimiento de la jerarquía entre sexos.

Las mujeres somos seres humanos, sujetos de derecho y no objetos o mercancías. Por todo esto:

– Exigimos al Gobierno una ley abolicionista de la prostitución cuya finalidad sea la erradicación de este tipo de violencia. Ley abolicionista que debe descriminalizar a la mujer prostituida, penalizar todas las formas de proxenetismo, incluida la tercería locativa, penar al “cliente” prostituidor y garantizar asistencia integral a las mujeres en situación de prostitución.

– Exhortamos a los organismos internacionales a instituir la prohibición global del alquiler de vientres, para que esta práctica no se pueda realizar ni nacional ni internacionalmente.

– Requerimos medidas eficaces de control para que los menores no tengan acceso a la pornografía, por las nefastas consecuencias en su desarrollo afectivo y sexual.

– Demandamos políticas educativas en sexualidad que inculquen la relevancia del consentimiento, deseo mutuo, respeto e igualdad en las relaciones sexuales y afectivas.

– Reclamamos el fin de la explotación sexual y reproductiva de las mujeres, y la mercantilización de nuestros cuerpos.

– Convocamos, como acción encaminada a la consecución de estos objetivos, una MARCHA ABOLICIONISTA de la prostitución y de los vientres de alquiler, en Madrid, el día 9 de mayo de 2020.

– Pretendemos que esta sea una acción de alcance y trascendencia europea. Las instituciones europeas deben exigir el cumplimiento a los Estados miembros, de la legislación destinada a la lucha por la eliminación de la violencia contra las mujeres y contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Reclamamos pues, el cumplimiento efectivo de los instrumentos jurídicos internacionales diseñados a tal efecto, como la Directiva 2011/36/UE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la prevención y lucha contra la trata de seres humanos y a la protección de las víctimas, o el Convenio de Naciones Unidas para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena.

– Escogemos Madrid por ser la capital del Estado español, territorio particularmente afectado por esta problemática, con más de 1500 prostíbulos y un número de pisos indeterminado donde las mujeres son explotadas económica y sexualmente. Asimismo, España es el estado europeo con más demanda de prostitución y el tercero a nivel mundial. Consecuentemente, es uno de los principales países de destino y tránsito de la trata con fines de explotación sexual.

Te animamos a que firmes este manifiesto, y que nos ayudes en su difusión, pues esta es una lucha en la que son necesarias todas nuestras manos.

Oprimidas por nacer niñas.
Mercadeadas por ser mujeres.
¡STOP!
El feminismo es abolicionista.
Firma el manifiesto de Mujeres por la Abolición aquí: Manifiesto Marcha Abolicionista, Madrid, 9 de Mayo 2020
Artículo previo
Simone De Beauvoir
feminismo radical, clara serra, trans, puritanas, mujeres en lucha, sujeto del feminismo
Artículo siguiente
EL NUEVO FEMINISMO: ...
0 Comentarios