1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

A mis pelos se la pela (tu opinión)

feminismo, mujeres en lucha, pelos, depilacion, estetica, higiene, patriarcado

Me encuentro casi a diario comentarios sobre que “las feministas estamos en contra de la depilación”, que todas somos feas, que no nos depilamos y mucho menos somos atractivas para los hombres.

Tenemos una sorpresa para vosotros: no nos importa.

No, por supuesto que no todas las feministas han dejado de depilarse, pero es que muchas también se maquillan, se ponen tacones y escotazos – o dejan de ponérselos – porque el sistema patriarcal es así, te obliga a sentir la necesidad de ser válida aunque para ello sacrifiques tiempo, dinero y comodidad.

Y aun así creo que todas estaremos de acuerdo en estar en contra, igual que lo estamos del maquillaje como una imposición social, y una forma de someternos a la esclavitud de nuestros cuerpos. Pero eso no significa que sea tan sencillo huir de la influencia del patriarcado.

Personalmente dejé de depilarme hace algo más de un año.

¿Me hace no depilarme más feminista? En absoluto.

Pero sí puede hacernos más conscientes de las imposiciones a las que nos vemos sometidas las mujeres, y de alguna forma te obliga a ver el rechazo que puedes llegar a sufrir si se sales de los cánones impuestos por el sistema patriarcal y capitalista.

Conviene que necesitemos depilarnos porque no solo beneficiamos al capitalismo gastando dinero en clínicas de depilación o utensilios para realizarlo en casa – afectados por la tasa rosa – sino que también perdemos tiempo; un tiempo que podríamos usar en organizarnos, formarnos y luchar por nuestra liberación lo empleamos en amoldarnos a los estereotipos que nos imponen.

Dejar de depilarte es fácil; estas en casa y dices “ya no voy a depilarme más, si no me molestan mis pelos ¿por qué me los iba a quitar?” y en ese momento no dudas de ello. Pero luego, tras la comodidad de tu casa te toca salir a la calle sabiendo que te van a mirar, que ya no eres válida, careces de la suavidad que caracteriza a las mujeres perfectas ¿y qué pasa si te dicen o hacen algo?

Ocurre. Te miran mal por la calle. Te miran en el autobús cuando te agarras con el brazo en alto. Les das asco a señores que podrían parecer osos a punto de hibernar, y te lo dejan saber.

Es en ese momento cuando te arrepientes de tu decisión.

En el tiempo que llevo sin depilarme me han llegado comentarios de todo tipo: “¿Por qué no te depilas?” “eras más femenina antes” “¿a tu novio no le molesta que no te depiles?” “es que así no estás bonita”

Lo más difícil de todo no son los comentarios de desconocidos en tus fotos de instagram o sobre si mi novio debería enfadarse porque yo tenga pelos en las piernas – dejando caer que mi preocupación debería ser resultarle atractiva – sino de aquellas personas que pasan todos los días contigo y de pronto te miran diferente, o te “recomiendan” que te depiles porque “tus principios están muy bien pero es por higiene”

Que la parte bonita de todo es que puedes terminar ignorando estos comentarios, vivir con tu cuerpo de una forma más cómoda y no tener que preocuparte por no tener un solo pelo para ir a la piscina.

Pero a lo que quiero llegar es a que no somos peores si no podemos llegar a ello, que no abandonas el feminismo por hacerte la cera si eso te hace sentirte bien contigo misma. Porque no es fácil, realmente no somos libres de depilarnos o no.

No os puedo decir que dejar de depilaros será lo mejor que podéis hacer, porque sé lo complicado que fue para mí la primera vez que tuve que plantarme en la universidad sin depilar. Pero si puedo deciros que se puede vivir a gusto con tus pelos, que aprendes a quererlos y con el tiempo, dejas de querer arrancártelos.

 

Por Ángela (@Angela_1723 )

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

OpiniónSociedad
Artículo previo
Justicia igualitaria
feminismo, mujeres en lucha, regla, menstruacion, hormonas
Artículo siguiente
"¿Qué te pasa ?¿T...
0 Comentarios