1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Entre nosotras no

Feminismo, sororidad

Cuántas veces habremos escuchado, día tras día, por parte de amigas o familiares comentarios tales como: “mira esa cómo va vestida, se le va a ver todo”, “pues me han dicho que ya está con otro, menuda guarra” o “te podrías arreglar un poco, pareces un tío”.

Estos ejemplos no son más que un aperitivo de lo que las mujeres estamos acostumbradas a oír y decirnos entre nosotras, con mejor o peor intención, pero viéndolo siempre con total naturalidad.

Pues no compañeras, no es natural tirarse piedras sobre el propio tejado. Ni es natural ni beneficioso para la imagen social de nuestro sexo. Lo único que hacemos con tales críticas es darles la razón a los que nos quieren hacer de menos; desprestigiarnos sin saberlo. Les estamos cediendo el terreno a los que quieren que sigamos siendo esclavas, a los que disfrutan con la banalización de la mujer.

Reflexionemos liberándonos de las cadenas que nos lastiman la piel y el alma.

Que nos quede claro a todas de una vez, que tenemos derecho de disfrutar de nuestra libertad sexual al igual que los hombres; que tenemos derecho a disponer de nuestra feminidad cómo nos apetezca; que tenemos derecho a rebelarnos sin por ello ser menos mujer. Pero claro, nos han construido este mundo en el que ser mujer viene con instrucciones de uso y efectos secundarios, en el que nuestras acciones tienen más repercusiones que las de ellos. ¿Dónde queda nuestra libertad y nuestro derecho a decidir?

Sé que la deconstrucción no es fácil para muchas, pero resulta la primera piedra para construir nuestro propio camino. Es estrictamente necesario hacer honor a lo qué somos: mujeres libres y combativas, luchando por ser mejores y creando así un espacio de convivencia mejor. Que el primer paso, como he dicho, sea el nuestro, dando ejemplo y haciéndonos valer. Solo mostrando una imagen de guerreras unidas podremos aventurarnos a la batalla.

Basta ya de seguir su espectáculo como la que no quiere ver, somos mucho más inteligentes que los que no permiten el natural curso de las cosas. Porque sí, lo natural es la convivencia sana y la construcción de unos valores que no opriman a nadie, y menos por el simple hecho de haber nacido con vulva.

Finalizo declarando que a veces puedo expresarme, relacionarme o vestirme con menos feminidad de la que socialmente está establecida, pero soy igual de mujer que tú. No lo olvides, estamos en el mismo bando y no soy tu enemiga. Soy tu compañera.

 

Por  @Nerea_Gracia_

 

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

 

Artículo previo
feminismo, mujeres en lucha, publicidad, machista, machismo
La publicidad: la en...
feminismo, mujeres en lucha, arte, cultura, musas, mujeres, artistas
Artículo siguiente
De musas a artistas.
0 Comentarios