1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Ciberbullying

feminismo, violencia machista, violencia machista en la adolescéncia

“La semana pasada me dijo que quién era el chico que dio “me gusta” en la  foto que colgué de las vacaciones en Instagram. La foto es muy normal, soy yo en bikini, pero claro, él se ha puesto nervioso. ¡Es tan mono! Se pone celoso porque me quiere mucho y es su manera de demostrármelo.

El chico que había dado “me gusta” es un amigo del insti, nos llevamos genial, pero nada más. Yo qué sé, somos amigos y tal, pero no nos gustamos en ese plan, aunque éste no se lo cree y siempre anda pensando que hay algo más. Es que dice que estoy muy buena como para que sólo quiera ser mi amigo.

Quiere que deje de hablar con él. A mi me da un poco de pena porque de verdad que nos llevamos muy bien, pero bueno, no quiero peleas, que si no se pone muy tonto y se pasa días sin hablarme o se pone como loco a dar gritos. No sé qué es peor.

Antes de ayer me pidió la contraseña de mi cuenta de instagram, y se la di, claro, porque no tengo nada que ocultar. Es el amor de vida, le quiero muchísimo y no quiero que piense que le pondría los cuernos. Pues cuando se la di me borró todos los contactos de chicos de mi cuenta. Yo al principio me enfadé, pero me dijo que era una broma y al final, me hizo ver que es mejor así. Los tíos son todos unos cerdos y seguro que usaban mis fotos para… ay qué asco. Cuando me lo ha dicho me ha dado tanto asco que casi me borro la cuenta. Pero bueno, no me la he borrado. Ahora sólo sigo a mis amigas. Luego me insistió mogollón para que hiciéramos una de esas cosas que ha visto en una peli. Lo grabó con el móvil, el cerdo, me di cuenta cuando terminamos. Le dije que no se le ocurriera mandarlo a nadie… pero confío en él.

Ayer me pasó una cosa super rara. Me dijo nombres de chicos que eran amigos o rollos míos de hace mogollón, de antes de conocernos. Me quedé super rallada porque al principio no entendía nada. Luego ya me dijo algo que me hizo recordar y me di cuenta de que había leído mis correos antiguos. Ya no hablo con los chicos que él decía, pero estaba super enfadado, así que le prometí que nunca iba a hablar con otros chicos sin que él lo supiera y que le quiero mucho.

Hoy me ha montado un pollo increíble por unas fotos que nos hemos hecho mis amigas y yo en el baño del insti. Estamos haciendo el tonto, abrazándonos, dándonos picos, y tal, todo de broma, pero se ha puesto como loco. Dice que somos unas putas que lo único que queremos es poner cachondos a todos los tíos, y que no pienso en él, que soy una calientapollas y que ha quedado como un cornudo y un pringado delante de todo el mundo. Me ha tirado el móvil al suelo y dice que estoy mejor sin él. Se ha hecho añicos. A mis padres les he dicho que se me ha caído,como encima soy tan torpe, cuela fijo. El moratón del brazo no creo que me lo vean, no se nota mucho que sea un agarrón.

Acaba de llegar a mi casa con un móvil nuevo super chulo, me lo traía ya con los contactos, aunque he notado que faltan muchas amigas, las que son una mala influencia, la verdad, cuando me junto con ellas me lo paso genial pero están locas y son un poco ligerillas.

Me traía ya algunas aplicaciones super chulas y el gps encendido. Dice que así sabe dónde estoy en todo momento. Es que me quiere muchísimo, se agobia un montón si no sabe dónde y con quién estoy. Es normal. Es un amor de película.

Mañana…”

 

Según el Ministerio de Sanidad, el 28,8% de las adolescentes cuenta que ha sufrido en algún momento de su vida violencia de control. Esto no son la antesala de los malos tratos. Esto son los malos tratos que están sufriendo las jóvenes y adolescentes a diario de manos de sus novios.

Si esperamos a la vida adulta para poder determinar violencia de género, nos dejamos pasar por el colador a las chicas adolescentes y jóvenes que viven esto cada día pero que no lo identifican por muchos motivos.

El primero es que las películas, series, canciones… se han dedicado a romantizar los malos tratos, el acoso… y en el imaginario colectivo, los malos tratos son hacia una mujer de clase tirando a baja, y el acoso es un desconocido que te atrapa en un callejón de noche. Nadie se cuestiona por qué un chaval ha de saber en todo momento dónde y con quién está su novia, por qué un chaval obliga a su novia a realizar prácticas sexuales que ella no quiere, o por qué es bonito que hablen de sus novias como si fueran sus cosas.

Otro de los motivos por los que las chicas no identifican como víctimas de malos tratos es porque el mundo adulto minimiza tanto las vivencias de la infancia y adolescencia que ni siquiera nos paramos a pensar qué les pasa, qué siente, qué están viviendo. Y seguimos educando en desigualdad, a ellas las educamos en aguantar y en que ya cambiarán si les quieren bien, y a ellos les seguimos educando en que pueden hacer y deshacer lo que quieran, porque ellas están ahí para ellos.

Y así seguimos, con referentes tóxicos que promueven la desigualdad en horario infantil, en prime time, en las listas de los más vendidos y con muy poco producto que contrarreste. Menos mal que seguimos tejiendo redes…

 

Por Ade Marlo @teacher_ade

 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
mujeres en lucha, feminismo, publicidad, ropa, rebajas, marketing, tiendas
La publicidad que ve...
Artículo siguiente
Arquitectura de mate...
0 Comentarios