1 3000 1 120 https://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

REDUCIDAS A UN SIMPLE TROZO DE CARNE CON EL QUE PASAR UN BUEN RATO

Reducidas a un simple trozo de carne con el que se puede pasar un buen rato. Así nos ven muchos hombres. Muchas veces, cuando escucho conversaciones en las que sólo están tíos me doy cuenta de que la evolución humana se procesa demasiado lenta. Ayer, sin ir más lejos, en un restaurante bastante “pijito” me sentaron al lado de una mesa en la que sólo había hombres (y una mujer). Estaban hablando de varios programas de televisión (o eso creía yo) cuando de repente uno dijo en voz alta: “Pues si hablamos de Zapeando la que me la pone dura es la Morgade y me da igual lo que haya estudiado, ¡si la pillase en un renuncio ya vería ella lo que le hacía en un momento!”

No estaba dando crédito a lo que escuchaba, pero es que la reacción del grupo fue jalearle y añadir; “¡pues yo me follaba a la Pedroche, yo a la Ana Simón, a mi me pone la canaria del tiempo!”

La única chica que había en el grupo dijo entre risas que jamás “se follarían” a semejantes celebrityes, que ni si quiera podrían encontrar a mujeres con esos cuerpos que no fuesen famosas porque eran “inaccesibles”.

Como no, salió lo que tenía que salir… el alcohol.

Varios tíos (que no todos) se pusieron a explicar a la chica que en las discotecas había mujeres con esos cuerpos que, si iban sin pareja, eran más accesibles que (literalmente) una gorda. “Solo hay que esperar a que beban, trabajártelas un poco, y cuando ya van pedo, pedo, la mayoría se dejan hacer de todo”.

Así lo fueron soltado durante la cena y nadie, absolutamente nadie, pronunció la palabra abuso ni mucho menos la palabra violación. Ni tan siquiera hubo un comentario negativo como “oye tío, eso está fatal”. NADA. Simplemente transcurrió la cena plagada de ese tipo de comentarios con total normalidad.

Cultura-de-la-violacion.jpg

imagen de rexpuestas.com

He escuchado a gente decir que hacer lo que predicaban esos chicos en la cena no era bueno pero que lo hacían porque son jóvenes y andan bastante “despistados”. No.

Hay que empezar a dejar de justificar este tipo de actitudes porque no es despiste, ni es divertido, ni mola, ni nada de lo que hemos escuchado hasta ahora. Reducir a una persona a un cacho de carne es convertirla en una cosa. En una muñeca hinchable que tiene la ventaja de ser de carne y hueso.

Decir que te da igual lo que una persona estudie, sea, haga o deje de hacer porque para ti sólo importa que te la ponga dura y que por eso deseas “pillarla en un descuido” no son frases que diga un despistado.

Y no, no me vale la frase de “es un cagao lo dice de boquilla, no creo que lo hiciese”, porque jalear este tipo de comportamientos es jalear que los hombres nos vean como trozos de carne, como cosas… y a las cosas no se las viola, simplemente se dispone de ellas cuando se las necesita. Se usan, se rompen, se tiran.

Si seguimos manteniendo este tipo de discursos (que muchos de ellos se materializan. Sí, se materializan en violaciones) vamos a perpetuar una sociedad que nos ve como cosas de usar y tirar. Necesitamos educación, ponerle nombre a esta cultura de “emborracharla y abusar de ella es divertido”, y lo necesitamos ya, porque el precio que estamos pagando por no hacerlo es muy alto; son nuestros cuerpos, nuestras vidas… somos nosotras.

 

Cosificación de la mujer

Por @Relatofeminista

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Opinión
Artículo previo
LAS OTRAS VÍCTIMAS ...
Artículo siguiente
MÁS MUJERES: LA NOC...
0 Comentarios