1 3000 1 120 http://mujeresenlucha.es 960 0
site-mobile-logo
site-logo

Una militar es despedida tras sufrir un acoso laboral que la llevó al aborto

 

Es sabido por todos que el Ejército y las fuerzas de seguridad del estado son uno de los sectores en el que la diferencia entre hombres y mujeres es muy grande. Según datos oficiales del ministerio de defensa, el porcentaje de mujeres en las fuerzas armadas españolas se situó, a principios del año pasado en 12,7 % frente al 87,3 % de hombres. Además de que son muchas menos mujeres las escogen esta profesión al ser considerada un “trabajo de hombres”, precisamente por eso, muchas de las que trabajan en este mundo sufren casos de acoso laboral y discriminación por parte de sus compañeros hombres.

En este artículo queremos contar uno de esos casos que ha salido a la luz recientemente y que creemos que merece la pena que conozcáis dada su gravedad, el de la cabo María de las Camelias que fue despedida recientemente del Ejército. Las injusticias para esta cabo comenzaron allá por 2005 cuando, estando ella embarazada de cuatro meses, fue obligada a cavar zanjas por un sargento. A pesar de que ella le advirtió de que su médico le había recomendado no cargar con peso, éste hizo caso omiso y todo terminó en tragedia al ser hospitalizada tras sufrir un aborto debido al esfuerzo físico realizado. Tras este hecho, varios altos cargos se acercaron al hospital para convencerla de que no denunciase al susodicho sargento prometiéndola un cambio de destino el cuál ella aceptó pensando que mejoraría su estabilidad laboral y personal. Sin embargo, la pesadilla de María no acabó ahí. En Segovia, su nuevo destino, el hombre que por aquel entonces era su pareja la maltrató físicamente en varias ocasiones hasta que ella acudió a denunciarlo obteniendo solamente inservibles órdenes de alejamiento las cuáles él se saltaba continuamente llegandola a amenazar de muerte incluso con la Guardia Civil de testigo. A estas durísimas circunstancias personales se sumó el acoso laboral que de nuevo sufrió la cabo tras coincidir otra vez con el mismo sargento, responsable del aborto que sufrió años antes, en la unidad de Segovia donde ella trabajaba. Volvieron las críticas y las quejas injustificadas de este sargento hacia el trabajo de María, hechos que ella trató de denunciar a un superior sin éxito ya que incluso la llegaron a amenazar con destinarla a Burgos, lugar donde residía su maltratador. Tras todos los episodios de abuso, María de las Camelias ha terminado por ser despedida, después de 17 años en el ejército y sin derecho a pensión. Según la Junta Médico Militar, la cabo sufre una epilepsia parcial controlada y asintomática y un trastorno ansioso-depresivo que, según ellos, no se debe a ningún hecho concreto ya que la paciente lo “achaca a la situación familiar, personal y laboral”. Estos son los términos que los médicos militares utilizan para camuflar los gravísimos casos de abuso y acoso que no sólo ha sufrido por parte del Ejército sino también por parte de la Justicia que ha dejado a su maltratador en la calle y a ella con la única protección de una orden de alejamiento. Debido a la supuesta pérdida de condiciones psicofísicas de la cabo y debido también a que éstas, según la Junta Médico Militar, no están causadas por su trabajo, no le corresponde derecho a pensión tras ser despedida. Ahora María está en la calle, sin ninguna remuneración y con dos hijos pequeños que tuvo cuando estaba con su maltratador a los que ahora tiene que mantener sola ya que su padre no les pasa la pensión.

 

Este es un nuevo caso de discriminación de la mujer en el trabajo. A este se suma a los numerosos casos que se sufren y se suman cada día y que la gran mayoría no se denuncian precisamente por miedo a terminar como María. Ella ya ha sido completamente abandonada y discriminada por el Ejército, esperamos que no sea de nuevo abandonada por la Justicia como lo fue cuando dejaron a su maltratador en la calle y que se condene de una vez este grave caso de discriminación.

 

Por Laura G. Macías @Laugmacias 

Puedes ayudarnos con 1 euro al mes para pagar los gastos del mantenimiento web uniéndote a nuestro grupo de Teaming aquí:

https://www.teaming.net/mujeresenluchaprograma-grupo

Artículo previo
Terf: El nuevo insul...
mujeres en lucha, feminismo, conciliacion, igualdad, permiso paternidad, trabajo, hijos
Artículo siguiente
Día Nacional de la ...
0 Comentarios